Publicado: Mie, 19 Sep, 2012

Detenido violentamente periodista independiente

carlos-riosEl 30 de abril en horas de la tarde fue arrestado de forma violenta el periodista independiente, Carlos Ríos Otero, por agentes de la policía política, en su domicilio de la calle Correa, en el capitalino barrio de Santos Suárez.

Esa acción se suma a los más de 400 arrestos por motivos políticos que, en ese mes, ha denunciado la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, presidida por Elizardo Sánchez Santa Cruz.

Sobre los detalles de su detención, refiere Carlos Ríos: “Ese día alrededor de las seis de la tarde cuando regresaba a mi casa, vi a cinco oficiales, entre ellos una mujer, apostados en la esquina de mi vivienda; como venía por la cuadra anterior tuve tiempo de entrar a mi casa, creo que estaban esperándome por donde creyeron que vendría.

“Casi al instante vino un oficial, que después me enteré le llaman “el verdugo2, y me dijo en tono provocador que si salía de mi casa me iban a pasar por arriba. ¨Para que tú sepas quienes somos nosotros, que tenemos la fuerza y la razón.¨

“Un vecino que llegó a mi casa minutos después, dejó la reja entre abierta, lo que aprovechó el oficial Joan de la Seguridad del Estado para aproximarse y decirme que querían hablar conmigo. Le invité a entrar al portal y no aceptó. Cuando me acerqué a la reja, me halaron fuertemente hacia fuera produciéndome heridas en las manos.

“Eran dos hombres, uno de unos 45 años y de más de 200 libras, me cogió por el cuello, caímos en la parte de afuera y comenzamos a forcejar. Otro oficial me arrancó una cadena que llevaba con una medalla y las llaves de mi casa. Comencé a gritar que me devolvieran la cadena con las llaves.

“Muchos de mis vecinos salieron cuando vieron que me estaban dando golpes en el piso; les gritaban asesinos, esbirros, abusadores. Quizás eso fue lo que me salvó, pues ellos se impresionaron con la reacción de las personas ante aquel abuso.

“A la fuerza me montaron en un auto de chapa estatal y me llevaron a la estación Policial de la calle Aguilera, en Lawton. Allí pude escuchar a un oficial, que decía ser el mayor Machado, comunicándole a una de mis hermanas que me podían acusar de resistencia a la autoridad y atentado. Le riposté desde donde me encontraba tras la reja que cómo iban a demostrar que siendo una persona de estatura baja, y cinco hombres dándome patadas, para por la fuerza sacarme de mi casa, en esas condiciones pudiera agredir a alguien. Si ustedes van a llevar testigos nosotros también, le dije. A aquel oficial no lo vi más, y estuve en un calabozo hasta la madrugada del día dos.

“Tengo un golpe en la frente, me duelen las costillas, tengo golpes en las rodillas y en los codos. Me aplicaron llaves para inmovilizarme apretándome por el cuello fuertemente, por lo que casi no podía moverlo.”

Carlos Ríos asegura que toda esta represión contra su persona fue para impedir que pudiera salir el primero de mayo a realizar un reportaje sobre la fecha.

Ríos, quien es ingeniero azucarero, refiere: “Mi bisabuelo, que dio el Grito de Baire, en 1895, fue el general Saturnino Lora. Mi abuelo Rafael Ríos luchó contra la dictadura de Gerardo Machado. Mi papá, era de la gente de FranK País en Santiago de Cuba contra Batista y yo lucho contra Fidel Castro.”

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>