Publicado: Jue, 20 Sep, 2012

En páginas amarillas, los intereses verde olivos

auto_empresa_etecsa_cubaConsideremos que el gobierno cubano -aparentemente socialista y atrincherado en la ideología marxista-leninista por más de medio siglo- necesita definir las élites económicas. En esta dirección, las empresas en desuso bajo su administración, de alguna manera buscan vincularse al sector no estatal, ya sea mediante la donación de espacios o de fuerza laboral.

Una de las empresas bien ancladas en Cuba, la de informática y telecomunicaciones, ETECSA, abre las páginas amarillas de la guía telefónica para promocionar al sector no estatal, los llamados cuentapropistas.

El anuncio se hizo público en los diarios oficiales Juventud Rebelde y Granma, el pasado 8 de diciembre.

El 23 de diciembre es la fecha tope para que “cualquier empresario cubano del sector no estatal” pueda solicitar promoción en las oficinas de ETECSA. Éste pagará según el espacio ocupado en la guía telefónica.

¿Responde esto a la política de autofinanciamiento promovida por el presidente Raúl Castro y que ETECSA, divorciada recientemente de su socio minoritario Telecom (con 27% de participación), debe asumir como miembro del consorcio militar GAESA (Grupo de Administración Empresarial S.A)?

¿Puede considerarse un desafío promocional o competitivo contra el portal digital revolico.com o la emisora “enemiga” Radio Martí, quienes vienen realizando un trabajo promocional sobre los pequeños negocios de los cuentapropistas cubanos y las ventas del mercado subterráneo?

Lo curioso del caso es que el régimen corporativo de Raúl Castro arranque la marcha publicitaria del sector no estatal, por demás necesaria, desde una guía telefónica que apenas alcanza un millón de ejemplares en cada tirada actualizada, y no desde una revista o periódico oficial.

¿Será esto un anticipo a la contratación de espacios promocionales en Granma, Juventud Rebelde, Tribuna de La Habana, Trabajadores o la revista Bohemia? ¿Tendremos derecho todos, sin distinción de raza, credo o solvencia económica, a estos espacios? ¿Aparecerá el fantasma de la censura sobre los anuncios?

Lejos de este enfoque promocional y plural in vitro, la clase gobernante trata de cautivar a los negociantes más solventes y de esta manera, crear una clase económica de acuerdo a sus intereses. La formula es sencilla: aquellos pequeños negocios que logren mayor alcance promocional, de igual proporción será su compromiso con las élites.

Según ETECSA, “el costo de cada inserción en una categoría será de 10 pesos convertibles”, el equivalente a 15 días de trabajo para un obrero estatal. Quienes puedan pagar su inserción en las guías telefónicas de otras regiones del país, tributarán con igual tasa.

La promoción tendrá dos modalidades. La primera consiste en anuncios sencillos que reflejen la dirección, actividad, nombre del negocio y dos teléfonos, celular incluido. La segunda, más costosa, cuenta con diferentes espacios publicitarios, la inclusión de imágenes en la guía telefónica y probablemente mensajes de textos.

Evidentemente, algunos trabajadores por cuenta propia se inclinarán por el gancho de ETECSA, la oportunidad de tributar por su promoción al Estado que persiguió y condenó por más de cuarenta años la actividad no estatal. Pero la mayoría optará por mantenerse en el balcón revolico con prolongación en Radio Martí; sin dudas, mayor alcance promocional y libre de costos.

Nada, las élites económicas se definen y los de arriba quieren tener sustento en los prolíferos trabajadores por cuenta propia. ETECSA es un vehículo más para promocionar, en páginas amarillas, los intereses verde olivo.

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>