Publicado: Mie, 27 Mar, 2013

Un día contra la discriminación racial

IMG_0019El pasado 21 de marzo se conmemoró el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial. En esta ocasión la fecha, instituida por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en recordación de la masacre de Shaperville Sudáfrica, aquel aciago 21 de marzo de 1960 en que la violencia racista cobró la vida de casi setenta manifestantes anti apartheid, fue dedicada al racismo en el deporte.

En Cuba aunque los medios de difusión masiva pasaron por alto la fecha, para hacer recurrentes referencias al Día mundial del agua (22 de marzo), alrededor de un centenar de personas respondió a la convocatoria que en la Casa del ALBA cultural organizó un panel con el tema “Movilidad social ascendente, empoderamiento, clase social y liderazgo” donde varias personalidades culturales y científicas expusieron las experiencias de vida en sus trayectorias familiares y profesionales.

Como siempre sucede en estos espacios oficialistas de debate, los participantes del público al tomar la palabra hicieron recurrente catarsis por los retrasos y carencias que todavía subsisten en materia de igualdad y justicia para los afrodescendientes cubanos. Los allí presentes criticaron las políticas educacional y cultural, los medios de difusión, las actuaciones policiales. El profesor Esteban Morales, quien por muchos años afirmó que sus éxitos personales eran la demostración fehaciente de que en Cuba no había racismo, en encendida arenga abogó por convertir el asunto en un problema político y llevarlo a todos los espacios de debate y decisión ideológica y gubernamental.

El escritor y realizador Tato Quiñones respondió al enardecido académico cuan poca importancia tendría discutir incluso cada semana el tema en el Buró Político del partido comunista si en las instalaciones turísticas de la playa de Varadero no hay un solo afro descendiente trabajando ni de cochero, cuando ese constituye uno de los principales intereses económicos del gobierno cubano. Así entre los llamados a llevar el tema a las comunidades y la promesa de volver a reunirse y continuar la discusión concluyó el evento.

Pocas horas después, en la sede del Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), varias decenas de artistas e invitados se reunieron para conmemorar la fecha en una jornada de diversas manifestaciones culturales.

En el evento auspiciado por el CIR, el Club de escritores de Cuba, el Proyecto Nuevo País y el grupo de producción cultural Acetato Producciones, los líderes del CIR dieron lectura al mensaje del Secretario general de la ONU con motivo de la fecha y presentaron la Agenda 2013 de la organización civilista que reafirma el compromiso de trabajar en todos los ámbitos de la sociedad para promover la igualdad y las oportunidades para todos los componentes de la sociedad sin distinción.

El programa de actividades se inició con el intercambio de valoraciones y criterios sobre el tema, entre Juan Antonio Madrazo, coordinador nacional del CIR, el escritor y periodista Orlando Freire Santana y este redactor. En un clima de confraternidad, respeto y diversidad, ponentes e invitados se enfrascaron en un intenso debate sobre la persistencia de patrones y practicas racistas en nuestra sociedad.

Los participantes abogaron por llevar a los ciudadanos y en especial a los jóvenes, las verdades históricas por tanto tiempo escamoteadas para reforzar los fundamentos de identidad y autoestima de cara a las complejas transformaciones sociopolíticas que depara a Cuba el futuro inmediato.

Acto seguido el Club de escritores de Cuba procedió a presentar dos nuevos volúmenes de integrantes de esta agrupación intelectual. Víctor Manuel Domínguez, vicepresidente del Club, disertó sobre el libro de relatos “Los Tigres de Diridawa”, del escritor y periodista Luís Cino Alvarez, y sobre el libro de poemas “Sobreviviendo en la boca del lobo”, la nueva obra del presidente del Club de escritores, Jorge Olivera Castillo. A continuación varios poetas presentes en el acto brindaron una muestra de sus obras.

La siempre bien acogida actuación de la soprano Yoslainy Pérez Derrick, inició con piezas del repertorio nacional y foráneo el segmento musical de la jornada. A continuación pasaron por el improvisado escenario varios cultores de la llamada poesía urbana como Amel y el Fígaro, el dúo de hip hop “Ruta 11” y el grupo representante de la cultura Rasta Farai “Estudiantes Sin Semilla”. Estos jóvenes artistas, representantes de la cultura underground, con su lírica directa y profunda expresaron el sentir de un pueblo sin voz que enfrenta un duro presente lleno de frustraciones y esperanzas.

La velada fue clausurada por la siempre impactante actuación de Raudel “Eskuadrón patriota”. El emblemático cultor del rap, con la humildad y simpatía que le caracteriza, dio muestra de su talento y comprometida sensibilidad social con piezas que movieron y conmovieron al auditorio.

Los organizadores de la jornada, los participantes habituales y los nuevos invitados mostraron satisfacción por la exitosa velada y reafirmaron el compromiso compartido de consensuar y concretar esfuerzos destinados a lograr la más plena igualdad e integración de todos los cubanos sin distinción, exclusiones ni privilegios.

Montesinos3788@gmail.com

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>