Publicado: Lun, 4 Mar, 2013

Viajes Poseidón y la nueva política migratoria

Salir de Cuba legalmente no deja de ser un amañado y complejo engranaje, aunque ahora haya nuevos artilugios migratorios y los cubanos podamos costearnos el viaje vendiendo el auto o la vivienda.avión

Desde el lunes 14 de enero se aplica la nueva política migratoria en 195 oficinas de trámites a lo largo y ancho de Cuba. Como reza en el Decreto 306/12, los que ya tiene pasaporte no necesitarán actualizarlo. El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, conjuntamente con la Administración del Estado, se encargó de definir quienes podrán o no viajar al extranjero. Desde luego, eso solo lo sabe la Dirección de Inmigración y Extranjería.

Sin dudas apruebo la nueva política migratoria, aunque lo vea como otra estrategia gubernamental para descongestionar la miseria y hasta cierto punto, las “libertades económicas y de movimiento”.

Pero el asunto no estriba en la eliminación del permiso de salida que otorgaba el Gobierno cubano, tampoco en abolir la carta de invitación del familiar o amigo que nos costeaba el viaje desde el extranjero. Más bien pensemos cómo el Gobierno cubano sacará partido de las nuevas regulaciones migratorias.

Viajar al extranjero tiene otro precio desde el pasado 14 de enero, comenzando por el pasaporte, documento que aumentó de 55 a 100 pesos convertibles, unos 89 dólares. Pero esta no es la única mordida del Gobierno. En sus manos están los boletos, chequeos y seguros médicos, más un aumento de 25 a 50 pesos convertibles por la estadía en los aeropuertos. Tal vez aparezcan otras multas sobre la marcha.

Pero voy a centrarme en una experiencia particular. A finales de agosto del pasado año, visité varias agencias de viajes, entre ellas Cubana de Aviación, Air Europa y Viajes Poseidón, ésta última una dependencia del consulado español en La Habana, ubicada en el antiguo Edificio Bacardí, en Monserrate # 261, municipio Habana Vieja.

Fue en Viajes Poseidón donde encontré el pasaje “más barato” (969 CUC, ida y regreso) para un pariente que viajó a Madrid, España, el 3 de septiembre de 2012. Esta oferta por Internet en temporada alta, como nos comunicó una joven funcionaria llamada Arlety, se efectuó en menos de 24 horas a través de una agencia venezolana. El cliente no tenía derecho a prorrogar o devolver el billete de avión (Air Europa). Al igual que en Air Europa y Cubana de Aviación, en Viajes Poseidón nunca tuvimos acceso a las supuestas ofertas de viajes por Internet.

Lo más informal u ordinario en Viajes Poseidón, fue el pago del pasaje, una hoja impresa en el acto con el número de vuelo y el asiento en clase económica. En la oficina, además de Arlety, esperaba un joven con portafolio negro, quien recogería el dinero de la supuesta oferta sin prórroga ni devolución. Hasta que mi pariente no viajó a España la noche del 3 de septiembre de 2012, pensamos que se trataba de una estafa.

Pero no estaba muy lejos de ser una estafa. La propia Arlety nos dijo que en varias ocasiones los billetes de viajes aparecían duplicados en el salón de pre-chequeo, correspondiente a la Terminal 3 de vuelos internacionales.

¿Cuántas manos hay en el negocio de los billetes de viaje?

Las nuevas medidas migratorias llegan con un Gobierno que limita el acceso a Internet y al mismo tiempo controla, en su totalidad, todas las agencias de viajes internacionales que operan en la isla. Nunca entendí por qué en la venta del billete de viaje a mi pariente, gestionado por Viajes Poseidón, estaba la mano de la embajada de España, de una agencia venezolana y del Gobierno de Cuba.

Mientras el cubano se deshace de su patrimonio para probar fortuna en otra geografía, mecanismos malévolos acecharán tras el computador de una agencia de viaje. Sobre este particular quisiéramos tener “información oportuna”, tal y como se divulgan las bien acogidas medidas migratorias.

odelinalfonso@yahoo.com   

 

Odelín Alfonso Torna

Odelín Alfonso Torna es periodista independiente y miembro de APLP

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>