Publicado: Lun, 22 Abr, 2013

Juan y Pedro ante los cambios del futuro

El Condado, Santa Clara, Villa Clara. Juan y Pedro son dos viejos amigos que siempre andan con una carga de agudos comentarios. En el 2012 se cumplieron, en su mayoría, los diagnósticos que ambos hicieron. La historia pasada y presente de cada uno de ellos, les confiere autoridad y prestigio en la barriada del Condado, de donde salieron un día, pero regresaron, y hoy viven en ella llevando encima un bulto de recuerdos y frustraciones. .

Juan y Pedro, militaron en las filas del Partido Socialista Popular en la lucha contra la tiranía de Batista, llegaron al poder del brazo del Movimiento 26 de Julio, del Directorio Revolucionario y de otras entidades políticas. Ocuparon diversas responsabilidades partidistas, desde la creación de las Organizaciones Revolucionarias Integradas, (ORIS), luego en el Partido Unido de la Revolución Socialista.

Cuando se constituyó el nuevo Partido Comunista de Cuba, a ellos dos le dieron la condición de militantes. Fueron funcionarios en los distintos eslabones de la organización partidista. Los enviaron a Angola, a Etiopía, mantuvieron estrechas relaciones con los partidos comunistas de América Latina, y con los movimientos insurreccionales en esta área geográfica.

Siempre fueron personas de libre pensamiento. Jamás aceptaron la disciplina ciega e inconsciente, impuesta por la dirección de la revolución. Nunca escondieron su desacuerdo con la ola de fusilamientos ocurridas en el año 1959. Defendieron a los implicados en la micro-fracción, y manifestaron públicamente su inconformidad con la ejecución del General Arnaldo Ochoa. Después de su regreso de cumplir misiones en el extranjero, en forma inexplicable fueron separados del Partido.

Esta decisión de su separación de la militancia, corrió por toda la vecindad como bola por tronera. Muchos en el barrio no encontraban explicación a tal infausta medida y se preguntaban, ¿Qué les habrá pasado? ¿Qué delitos han cometido, para que lo separen del `partido, a cuya causa han entregado casi una vida entera? La respuesta viene por la boca de ambos amigos. Juan y Pedro.

El regreso de estos dos inseparables amigos llenó de alegría a los vecinos de la barriada.Ya podían contar con personas honestas e instruidas, para encontrar una respuesta sin cortapisas, a cualquier inquietud que le manifestaran. Cerca del hogar de ambos, hay una carnicería, un mercado de productos del Agro, una pescadería, una tienda de víveres y un estanquillo para la venta de periódicos y revistas.

Son los primeros en la cola cuando llegan los productos y nadie se molesta por ello, porque a todos incluyendo a los empleados de estos establecimientos les gusta escuchar sus anécdotas y sus picantes comentarios sobre el acontecer nacional e internacional. Este lugar, Juan y Pedro lo han convertido en una Peña, donde se discute apasionadamente desde beisbol, hasta el proceso electoral en Venezuela.

Un asiduo concurrente a estas tertulias se dirige a Juan y le pregunta: ¿Qué tú crees del chavista Nicolás Maduro?” Mira casillero,” le responde Juan;” todo el mundo tiene derecho a tener sus propias ideas, aunque por defender las mismas, yo me he visto en serias dificultades, pero no temo expresar lo que pienso, aunque sean diferentes a las del gobierno.”

Prosigue Juan,” yo comentaba con mi amigo Pedro, que Nicolás Maduro, jugó durante casi dos meses con los sentimientos del pueblo venezolano. Mintió abiertamente cuando dijo que su Comandante Hugo Chávez, se había reunido durante 5 horas con su gabinete, y que había firmado numerosos decretos presidenciales, también se burló del mismo cuando presentó las fotos junto a sus hijas”

Continúa:” Ahora quieren mantener viva en el recuerdo del pueblo la figura de Chávez, que utilizó como arma de contra Capriles en la elecciones del día 14. Llueven las medidas de carácter populista que aparentemente reflejan una ayuda para la inmensa mayoría de la población, pero que en definitiva comprometen el futuro del país.”

Uno de los presentes interviene para preguntarles al dúo de amigos: “¿Qué pueden ustedes decirnos de la Actualización del Modelo Económico Cubano y de los cambios que han tenido lugar? Aquella pregunta motivó que los clientes que se encontraban en la cola de la pescadería, abandonaran por un momento sus preocupaciones y pusieran atención a la respuesta que ofrecerían de la pregunta formulada.

Responde Pedro: “Mira compadre, la revolución cubana ha vivido diversos momentos y debemos señalar que el oportunismo de izquierda ha jugado su papel en las diversas etapas del proceso. Aunque a regañadientes las reformas política parciales aplicadas por el gobierno, tienen el objetivo de prolongar la actual situación sin cambios significativos”.

Añade “ La autorización del Trabajo por Cuenta Propia, la entrega en arrendamiento de tierras ociosas a los campesinos, la ampliación del crédito bancario, la inversión extranjera, la autorización de ventas de casas y de autos, como también la reducción del gasto superfluo, para eliminar desequilibrios en el Presupuesto Fiscal., son medidas positivas, pero se hacen para detener la crisis económica.”

Interviene Juan:” Mira casillero, lo que busca la dirección política del país, es cambiar la imagen, sin que ocurran transformaciones sustanciales, que eliminen el monopolio de la propiedad estatal y el control sobre la sociedad que ejerce el partido único. Se resisten aceptar como inevitables la marcha de la sociedad hacia un Estado de Derecho, apoyado este en una fuerte economía de mercado.”

“Algunos cambios de caras se han efectuado, pero la esencia del sistema sigue intocable,” Afirma Juan, con sus palabras que encierran siempre una sabiduría y generan valiosas enseñanzas.” Las represiones contra la oposición pacífica continúan, no se vislumbra la menor posibilidad de una apertura democrática y como te dije Pedro, el futuro es incierto”

Ramon Jiménez Arencibia

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>