Publicado: Jue, 16 May, 2013

CMBF: La emisora de las minorías

radioaparatoHace sesenta y cinco años que una minoría de cubanos tiene el privilegio de disfrutar de una emisora radial que sólo brinda música culta.

La CMBF, Radio Musical Nacional, fue fundada el 25 de abril de 1948. A mi personalmente no se me puede olvidar esa fecha, porque desde ese mismo día, en el radio holandés Philips que mi padre había comprado unos meses antes, sólo se sintonizaba dicha emisora.Eran los tiempos en que la Mayor de las Antillas era uno de los pueblos mejor informados del mundo. Poseía 58 periódicos y más emisoras radiales que Francia, Austria, Reino Unido y muchos otros: 160 estaciones radio difusoras para disfrute de la mitad de la población cubana actual.

Baste saber que por los años cincuenta del siglo pasado, Cuba poseía más radios per cápita que Japón, con 169 por cada mil habitantes.

En 1959, con el triunfo revolucionario de Fidel Castro, sólo sobrevivieron 96 emisoras radiales, confiscadas todas por el gobierno castrista con el objetivo de divulgar su ideología política. De estas 96 estaciones de radio sólo 38 gozan de vitalidad, ya que en los últimos tres años, según informó a la prensa en 2010 el vicepresidente del Instituto de Radio y Televisión, sólo 38 recibieron beneficios en su infraestructura tecnológica. El resto de las emisoras, 58 en total, se escuchan de forma muy deficiente y en lugares apartados no brindan servicio alguno.

La CMBF, por ejemplo, se escucha bastante bien en la capital del país, pero en muchas partes del territorio nacional no se recibe la señal. De todas formas, los pocos que somos asiduos a ella, no salimos de la sorpresa cada vez que sintonizamos la emisora, y nos damos cuenta de que aún existe.

Muchos de sus oyentes la llaman ¨la sobreviviente¨ de la radio nacional. No sólo porque es una emisora peculiar que ha podido alcanzar una edad realmente digna de ser respetada, sino porque es la única que hace muy poca propaganda al castrismo.

CMBF ha sido, durante más de medio siglo, una emisora para el disfrute exclusivo de la música clásica o culta, precisamente en un país donde se ha expandido la vulgaridad, la algazara y la guapería,

No importa que tengamos un millón de universitarios. Como bien se dice en la prensa oficialista por estos días, un título en la pared no es vía expedita hacia la cultura. Ahora se hace hincapié para que la población recobre la buena educación que practicábamos antes de padecer una dictadura militar.

En medio de vecinos bulliciosos, con su reguetón a todo volumen, fiestas escandalosas en los parques organizadas por jóvenes delegados de la Asamblea Nacional y tanto mal gusto por la música en general, continúa escuchándose, aunque en pocos hogares, la CMBF con sus obras del Renacimiento y el Barroco, sus óperas y zarzuelas de todas las épocas, las inolvidables composiciones de Chopin, Mozart, Bach, Vivaldi, Beethoven…, nuestros clásicos cubanos y el mejor jazz de Estados Unidos.

Segura estoy que esta minoría de la audiencia cubana de CMBF, celebra este año, agradecida y con gran júbilo, el 65 cumpleaños de su emisora favorita.

Santa Fe, mayo 2013

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>