Publicado: Mie, 29 May, 2013

Condiciones infrahumanas en Guantánamo

Guantanamo_in_Cuba.svgLa Habana. Durante muchos años el régimen cubano en su feroz lucha contra la oposición democrática, ha inventado un sinnúmero de figuras “delictivas” con el objetivo de poder encarcelar a los oponentes, tergiversando y demonizando las razones por las que luchan los defensores de la verdadera libertad. Ahí están para dar prueba de ello: la peligrosidad social, el atentado y la resistencia al arresto, la propaganda enemiga, el desacato a la figura del comandante en jefe y muchas otras más que se les ocurran.

Bajo este oscuro laberinto, parece haber caído el joven Alexis Romero Orduñez, de quien por estos días me hicieron llegar una carta, donde denuncia, desde la Prisión de Máxima Seguridad Combinado de Guantánamo, las terribles condiciones por la que ha tenido que pasar, a partir de su detención y enjuiciamiento en el mes de agosto del 2012 y que lo mantienen cumpliendo una condena de diez años. En una parte de la carta se puede leer…“jamás cometí el delito que me imputan, soy inocente y estoy encarcelado por defender los derechos humanos en mi país y ser miembro de un Partido político opositor en el oriente cubano”.

En la misiva, dirigida a Nuria de la Caridad del Risco, Secretaria Ejecutiva de la Red de Bibliotecas Cívicas y Directora de la Biblioteca A. Solzhenitsyn, ubicada al oeste de la capital, el reo escribe que pudo saber de ella y de su dirección, gracias a un artículo publicado en la Revista Misceláneas de Cuba que da cuenta del trabajo de los bibliotecarios, que furtivamente, burlando los controles carcelarios, le prestaron en la prisión. En su carta-denuncia, después de felicitarla por su lucha, él le pide encarecidamente a Nuria que haga pública su terrible situación actual a través de algún periodista independiente; y que si es posible envié su texto al Secretario General de las Naciones Unidas.

Romero Orduñez, residente en la calle Prado No 210 (altos), entre Moncada y Agramonte, provincia de Guantánamo, describe que fue detenido desde el 7 de agosto del año pasado, cuando la policía allanó su vivienda, sin causa, sin fundamento y sin pruebas reales. Ese día lo condujeron a la unidad de Operaciones Policiales (carretera El Salvador) y lo torturaron, física y psicológicamente, manteniéndolo durante más de una semana desnudo, esposado de pies y manos en un calabozo oscuro, sin agua y maloliente. Tras este hecho, ignominioso y cruel, el prisionero fue presentado el día 14 de agosto ante el tribunal provincial de Guantánamo, bajo supuestas acusaciones de proxenetismo. Dicho proceso es “toda una farsa montada”, como declara él mismo en su carta. Posteriormente fue trasladado para la prisión Combinado de Guantánamo, la que describe como un verdadero infierno.

Mientras la prensa estatal cubana fustiga las condiciones infrahumanas, el trato a los prisioneros sospechosos de terrorismo en la “ilegal” base naval de Guantánamo por parte del gobierno norteamericano, a poca distancia de aquel lugar existe una de las cárceles más deprimentes del castrismo. Desde hace más de una década, periodistas y asociaciones independientes vienen denunciando el tratamiento brutal que reciben todos los encarcelados.

Tres reconocidos opositores, prisioneros políticos cubanos que sufrieron en carne propia esta cruenta prisión, y me refiero a Oscar Espinosa Chepes, Néstor Rodríguez Lovaina y Randy Cabrera Mayor, han dejado plasmado sus contundentes testimonios acerca de este recinto infernal. Romero Orduñez afirma que nada podrá hacer cambiar sus ideas, ni sus convicciones, aún bajo condiciones infrahumanas, sus padecimientos y la insuficiente asistencia médica especializada. Esta situación es una muestra flagrante de violación a lo establecido para el cumplimiento de las reglas mínimas del trato a los prisioneros.

Leonpadron10@gmail.com

Por León Padrón Azcuy

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>