Publicado: Jue, 16 May, 2013

Esa mujer es un caballero

yoani_sanchezLa Habana, abril de 2013. Desde que la conocida bloguera Yoani Sánchez comenzó su peregrinar por países de Europa y América, ha estado sometida a un permanente escrutinio. Las opiniones sobre su actuar y decir han sido casi constantes. Desde la isla algunas no fueron favorables. Y, en su momento, a tenor con ese panorama, un colega me sugirió que escribiera algo en su defensa.

“No hombre, ella se defiende sola”, fue mi respuesta.

Esa es una realidad. Más que con su verbo, a Yoanis la defiende su propia hoja de vida. Es una buena hija, buena madre, excelente esposa y magnifica amiga. Y esas son virtudes que la humanidad, a través de los tiempos, le ha dado sobresaliente calificación. No obstante, ya cuando está al regresar, y para no quedar fuera de la frecuencia, decidí también decir algo sobre ella.

Yoanis es un buen ser humano. Una mujer que está dando un aporte de singular importancia al resurgimiento de la sociedad civil en Cuba, lo que puede ser traducido como innegable contribución al rescate de la democracia. Eso y más le reconozco.

Pero eso no quiere decir, y esas diferencias no me hacen valorarla menos, que esté de acuerdo con todos su puntos de vistas o preferencias.

Ella está a favor del levantamiento del embargo. Creo que sería una pésima cosa, después de 53 años de vigencia, que se suspendiera sin ningún compromiso de La Habana a la devolución de derechos básicos cercenados a los ciudadanos tras la implantación de la ideología comunista en Cuba y el reintegro a sus legítimos dueños de todas las propiedades incautadas.

Yoanis tiene preferencia por las pastas, las ensaladas frías y las verduras. Yo sigo prefiriendo a la emigrada carne de res y a los desaparecidos bacalao y tasajo

Como todos sabemos, ella pertenece a la generación “Y”; yo a la que creo integran la gran mayoría de los cubanos, la “J”.

Pero a pesar de todo, y para mí eso es muy importante, la ubico como conservadora. Su cabello largo, su forma de vestir que, en algunos momentos, recuerda al de nuestras madres o abuelas, me hacen situarla en el grupo que desea rescatar valores que nos identificaban como nación. Además, no es difícil percatarse que le gustan las cosas antiguas.

Por otra parte, que alguien opine mal de ella no es nada del otro jueves, todo lo contrario es algo que puede ser calificado de lógico. Se sabe perfectamente que la vida sin amor no es vida, pero la existencia sin adversarios o detractores es muy insípida.

Opinar no es nada extraño a nuestra especie. La gente se pasa todo el tiempo opinando, opina incluso con la ropa que lleva puesta. Y, al menos en Cuba, da su punto de vista hasta cuando le entrega en la mano al conductor del ómnibus el importe del pasaje en vez de hacerlo en la alcancía como está estipulado por el Estado.

Para mí lo lamentable es que olvidamos con demasiada frecuencia que en política, y los periodistas en las actuales circunstancias de nuestro país estamos condenados a ser activos entes políticos, lo más importante no es que alguien en lo personal nos sea molesto, sino lo que ese alguien puede ofrecer, significar o lograr dentro de los objetivos a alcanzar.

Y para concluir este comentario, di ya suficientes vueltas, y siendo fiel a parámetros antiguos, pero aun perennes en la herencia que este hemisferio ha acumulado durante siglos, opino que esa mujer, Yoanis, es un caballero.

josefornaris@gmail.com

 

José Antonio Fornaris

Periodista independiente. Presidente de la Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP)

Latest posts by José Antonio Fornaris (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>