Publicado: Jue, 30 May, 2013

Los chicos HTLB

512px-FlyingrainbowflagUna ola de arrestos matizó las celebraciones por el día mundial contra la homofobia en la capital cubana. Los hechos movieron al concurrido Parque Central y sus alrededores, cuando decenas de jóvenes de ambos sexos, sobre todo varones, eran chequeados por la policía y una buena parte conducidos con las manos esposadas a las unidades del orden público.

Se trata de una zona rodeada de hoteles, a las puertas de la ciudad vieja, principal atracción turística del país. Entre otros delitos reales o supuestos, atribuidos a los muchachos y muchachas, se considera el de “prostitución”, valorado a partir del acercamiento a un visitante extranjero sin precisión de pruebas sobre violación de las leyes.

Se ha vuelto común la interrelación entre turistas y jóvenes homosexuales, muchas veces mediando el pago de dinero o la entrega de regalos por parte de los extranjeros, aunque en la mayoría de las detenciones se actúa sin previa determinación de pruebas, asunto que mucho molesta a la juventud capitalina. Los comentarios fueron múltiples en la jornada del diecisiete de mayo, fecha de varias celebraciones en Cuba, entre ellas el día del campesino, de quiénes al parecer nadie se acuerda, tal y como están los precios de la carne, las viandas y los vegetales, capaces de consumir en una semana el salario mensual de un profesional.

Sin embargo si era motivo de críticas la noticia sobre un joven llamado Ariel Frometa que se encontraba cumpliendo el servicio militar obligatorio por dos años y fue expulsado deshonrosamente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), al confesar él mismo, en carta a sus superiores, su condición de homosexual. Ahora el muchacho deberá cumplir el tiempo que le queda, en campamentos de trabajo forzados.

Mientras tanto, la prensa oficial daba amplia cobertura a Mariela Castro Espín, hija del actual mandatario y líder oficial del movimiento contra la homofobia en Cuba. La suerte de los chicos y las chicas homosexuales del parque central no es tema para la prensa, al menos los homosexuales que no simpatizan con Mariela Castro.

Tampoco por cierto, hicieron eco alguno de otra celebración el ¨Día mundial de la Internet¨. Fuera de Cuba se conoció de una carta abierta dirigida a Raúl Castro, solicitando el acceso de todos los cubanos, de forma directa y personal a la Internet. Al parecer escuchó.

Los hechos se conectan. Otra sería la repercusión si los canales de comunicación estuvieran realmente al alcance de los cubanos. Tal vez doña Mariela tendría otra cara, menos triunfal, más preocupada por la realidad del país donde vive.

Por Mario Hechevarría  Driggs

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>