Publicado: Mie, 29 May, 2013

Los herederos del dictador

Dictator_Raul_Castro_Fire_SquadSanto Suárez, La Habana. “Raúl Castro, el 24 de febrero 2013, en la Asamblea Nacional, al ratificarse como jefe de Estado y Gobierno por un quinquenio más; expresó: “me retiraré al terminar la octava legislatura 2013-2018”.

Los históricos, llegan a la Octava Legislatura siendo octogenarios y anhelan entregar a sus herederos la antorcha revolucionaria para que éstos los sepulten en los frentes en que ellos fueron partisanos, y aspiran a un recorrido de despedida por toda Isla; un evento practicado con el “Comandante de la Revolución” y autor de coplas, Juan Almeida Bosque. “Los hijos de papá”, y una legión de coroneles testaferros que han sido distinguidos en cargos claves en el gobierno de los generales de la vieja guardia y fundadores de los servicios secretos, sueñan en ocupar el mando en lo que se designaría la Novena Legislatura, y sucederles a partir del 24 de febrero 2018. “Los hijos de papá”, como apodan los cubanos a los vástagos de los dirigentes históricos, acumulan un huerto de conocimientos académicos de las universidades del ex campo socialista, ratificado con post grados y master en universidades capitalistas. “Los hijos” eligieron asignaturas de los negocios, la bolsa y la gerencia de corporaciones.

Los hijos del máximo líder, al parecer no son amantes de cargos políticos, pero son ases en los negocios pingues donde proliferan en abundancia los dólares americanos. Fidel Castro, jr, el doctor se ocupa de “asesorar” en eventos científicos al tío Raúl. Existe una línea fronteriza entre ambas familia de primos y los generales de la vieja guardia, ésta línea es ocupada por una falange de coroneles testaferros de habilidades tecnócratas, que le sudan cuarteles y tratan a los diputados en la Asamblea Nacional de forma déspota. A nivel popular se afirma que de peligrar el poder mandarán: tirar a matar.

Coroneles en el poder: Homero Acosta, secretario del consejo de estado. Amado Ricardo, Secretario del Comité Ejecutivo, una especie de primer ministro. Marino Murillo y Adel Izquierdo, el primero jefe de las llamadas reformas, y el segundo ministro de economía y planificación; ambos vicepresidentes del Consejo de Ministros. A Murillo se le considera el nuevo zar de las finanzas castrista. López-Calleja, no es un coronel menos importante, es el yerno de Raúl Castro, y fue promovido a efectivo del Comité Central, es la vigilia de los negocios de la Fuerzas Armadas y albacea de los bienes del Clan, y cuenta con un grupo de auditores del Servicio de Inteligencia del Estado Revolucionario (SIER).

Alejandro Castro Espín, se despliega entre las dos fuerzas castrenses, MINFAR-MININT como jefe del Consejo Nacional de Seguridad (CNS) una categoría de súper Ministerio de Defensa y Seguridad (MINDES), coordinador de tareas entre ambas instituciones, y por el cargo es el próximo general de cuerpo de ejército, conformando el selecto club de la guardia pretoriana del clan. Mariela Castro Espín, psicóloga y directora de CENEX (Centro Nacional de Educación Sexual). Certificada de demócrata, con ella se vende al mundo el “cambio”. Los primos, la han bautizado como la coronela de cinco estrellas, una estrella más que el padre.

Los coroneles, no son los que solamente sueñan con la Novena Legislatura. Sino, también los “hijos de papá”, que aspiran imponer otro dueto, al igual que sus predecesores. Miguel Díaz-Canel, elevado a vicepresidente primero, no es militar, ni histórico. Con él Raúl Castro lanza una distracción de transparencia. Ni pensar que es el Gorbachov cubano. Ya una vez Fidel Castro contó con un presidente de entretenimiento, el abogado Osvaldo Dorticós.

La segunda ola se arregla con un paquete de coroneles testaferros, que los históricos esperan imponer; obvio si el pueblo lo permite: una especie de Korea Kim Ils, made in castrismo.

 

ccuban2000riosotero.sopoha@gmail.com

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>