Publicado: Jue, 13 Jun, 2013

Embarazo y natalidad, un riesgo

LA HABANA. Con la desaparición de la Unión Soviética y el derrumbe del resto del campo socialista, en 1990, Cuba perdió la condición de nación más favorecida dentro del Consejo de Ayuda Mutua (CAME). La crisis en sentido general se acentuó y la natalidad poblacional disminuyó, este indicador se manifiesta por ser el más bajo de América, mientras la tendencia en ascenso de la tercera edad es una ecuación geométrica.

EMBARAZADA 1Según datos del Censo de Población y Vivienda, realizado en septiembre 2012, Cuba cuenta con un población de 11 millones 163 mil 934 habitantes: con 60 años ó más de edad el 18,3%, entre cero y 15 años el 18,4 %; y entre 16 y 59 de edad es el 63,3% del total. La dinámica demográfica para reponer una población joven de 0 a 15 años debe ser el doble del grupo de 60 ó más edad.

Antes estos datos, se exhibe lo dramático de la realidad social de nuestro país, máxime cuando millones de cónyuges viven agregados en núcleos familiares o separados por conflictos de convivencia. Ellos conforman la tercera generación. Entonces cabe preguntarse: ¿cuál es el tema que nos ocupa? :

En Cuba se prohibieron los abortos y actualmente se realizan excepcionalmente a las adolescentes, siempre que sea un embarazo no deseado o con riesgos para la vida.

Cada día son menos las jóvenes entre 18 y 25 años que admiten un embarazo deseado. A pesar de las facilidades que el sistema de educación le proporciona para la superación, prefieren vender su cuerpo o casarse con un extranjero para emigrar. Prevalece la idea que un embarazo en medio de la crisis sería un obstáculo.

Otro grupo de mujeres que rebasan los 35 de edad prefieren superarse antes que tener hijos, y obtener un trabajo con salario que respalde sus necesidades económicas, además de un hogar con ciertas comodidades para futuros hijos. La alimentación también resulta deficiente por la ausencia de carnes rojas y leche. Esto se suple con una dieta normada e insuficiente, lo que trae como consecuencia un alto por ciento de niños nacidos con bajo peso y mamás que presentan un cuadro anémico.

Otro problema es la canastilla (coches o el ajuar para el bebé), que sólo se venden a precios prohibitivos en la red de Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD), administradas por las Fuerzas Armadas (MINFAR) y el ministerio del interior (MININT).

Pregunté a una futura madre de alrededor de 40 años, el por qué de concebir un hijo a esa edad, y ésta respondió: “tengo 37 y estoy embarazada de mi primer hijo y sé que será el último. Esperé hasta ahora para ver si en Cuba mejoraban las cosas. De no lograr mi embarazo llegaré a los 90 sin crear una familia”.

También pregunté a la doctora de la familia Grisel Hernández, en la barriada habanera de Santo Suárez. -¿cuáles riesgo corren las embarazadas después de los 35 años?, la galena explicó:

-Hoy día no es raro atender a mujeres embarazadas con 35 y 45 años. A pesar de la crisis se exponen y saben que no están exentas de riesgos. Pero la mayoría de las embarazas maduras, opinan que iniciar una familia supera cualquier riesgo, y alegan que el principal riesgo reproductivo a que puede enfrentarse una mujer de este grupo de edad es no quedar embarazada debido a un descenso de la fertilidad-. Y precisó: -que el peor riesgo y el más común y notorio es tener un bebe con síndrome de Down-.

Otros galenos entrevistados, de la especialidad de ginecología y obstetricia, exponen: que lograr una familia supera cualquier riesgo, ya que en Cuba esta situación decadente ha hecho posible que en vez de avanzar hacia el futuro, nos mantengamos varado en el pasado.

Por Irene Martínez

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>