Publicado: Mie, 12 Jun, 2013

Habaneros sin arroz

CPL-Cubanos hacen cola en un Centro ComercialLa Habana. Habaneros finalizaron el mes de mayo con escasez de arroz, en mayor medida aquellos que viven en el municipio Boyeros. Muchas personas se vieron en la necesidad de madrugar, el pasado primero de junio, para comprar la cuota racionada que el Estado vende a la población.

Boyeros, con una población que ronda los 200 mil habitantes, comenzó a verse azotado por la crisis del cereal desde mediados del mes de mayo. Los repartos Abel Santamaría, Mazorra, Fontanar y Wajay, del Consejo Popular Wajay, fueron los primeros en sentir el efecto.

“La gente del Wajay y Fontanar, estaban viniendo a comprar el arroz aquí, al Abel Santamaría; pero ahora tenemos que ir hasta Altahabana –a unos 10 kilómetros de distancia- que es donde único hay”, comentó Dianelis Figueredo, el pasado día 20 de mayo.

Ese mismo día, Figueredo argumentó que, en un país donde el salario promedio es de 15 pesos diarios, estaba dispuesta a pagar diez pesos por una libra de arroz, pues no tenía “ni un solo grano” para cocinarles a sus dos hijos, de 5 y 8 años de edad. Varios residentes en el reparto Abel Santamaría, confirmaron la difícil situación que se estaba viviendo debido a la escasez del cereal, ya que tampoco se ofertan macarrones, espaguetis, fideos.

Residentes en Calabazar, aseguraron el jueves día 30, que en todos los repartos de ese Consejo Popular, uno de los siete que conforman el Municipio, se estaba viviendo la misma situación.

“Ahora vamos para El Capri, en el municipio Arroyo Naranjo, que dicen que es donde único están sacando arroz”, manifestó una señora mientras esperaba un ómnibus en el parque de Calabazar, junto a tres amigas más.

Este primero de junio, muchas personas amanecieron haciendo colas en las bodegas de Boyeros para comprar la cuota de alimentos que el Estado vende por la libreta de racionamiento, “a precio subsidiado”, donde se incluyen 7 libras de arroz al mes por persona.

“Yo me levanté a las cuatro de la mañana para tratar de ser el primero en la bodega; porque no tenía ni un solo grano de arroz que cocinar, y cuando llegué hice como el seis en la cola. La gente está pasando un hambre terrible”, expresó Elsa, residente en el reparto Trébol.

Otras personas tuvieron que finalizar mayo sin encender la cocina, pues no tenían alimentos que elaborar.

“…Ayer yo tuve que regalarle un poquito de coditos (macarrones) que me quedaban a Nuris, una vecina mía, porque hacía dos días que no cocinaba”, dijo Mireya, vecina de Boyeros, en la mañana del día primero de junio.

Aunque el Gobierno cubano no informó cual es la razón del desabastecimiento de arroz, un trabajador de un Centro Comercial, destinado por el Estado para la venta liberada del grano, por un valor de 5 pesos Moneda Nacional la libra, dijo que se desconoce si la escasez terminará con el mes de mayo o se agudizará aún más en junio.

 

Calixto R. Martínez Arias

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>