Publicado: Mie, 12 Jun, 2013

Lluvia termina con balcones

CPL-La Habana-Sin balcones. (2)En su alegato “La historia me absolverá”, del 16 de octubre de 1953, Fidel Castro dijo: “No fue nunca el tirano Batista un hombre de escrúpulos que vacilara antes de decir al pueblo la más fantástica mentira”.

A casi sesenta años de aquel alegato, crece la lista de timados por la Revolución de Fidel Castro, sobre todo después de las lluvias que azotan a la capital cubana desde finales de mayo.

La Habana tiene más de 23 mil damnificados en albergues comunitarios, según el gobierno, fabricados a bajo costo y con carácter provisional. Sin embargo, ciudadelas como el Comodoro, Cambute, El Lucero y el Reparto Obrero, fueron habilitadas temporalmente por el Estado para aquellas familias afectadas por los derrumbes, la insalubridad y los desalojos. Hoy todas superan los veinte años de construidas y las promesas de una vivienda digna fueron al saco roto.

En un edificio “barroco” que se ubica en Neptuno y Campanario, en el habanero municipio Centro Habana, varios balcones se desmoronaron y otros corren igual suerte. Los arquitectos han propuesto al gobierno de la capital demolerlos antes que ocurran muertes por aplastamiento.

Más sin techos, más mentiras, más promesas.

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>