Publicado: Mar, 27 Ago, 2013

Faltarán 1400 maestros el próximo curso escolar en Camagüey

Esta entrada también está disponible en: Inglés

La engañosa gratuidadLa Habana. La centro-oriental provincia de Camagüey se enfrenta para el curso escolar (2013-14) a un déficit de 1 400 maestros en los diferentes niveles de enseñanza, reseñó a finales de junio el periódico Adelante, Órgano del Partido Comunista en la provincia. Lo alarmante es que el déficit es mayor de lo que se anuncia y la diferencia será cubierta con estudiantes de 4º y 5º año de la carrera pedagógica, jubilados y otros profesionales reincorporados.  El problema se repite, al igual que en La Habana, capital del país. Los municipios más afectados en la provincia agramontina son Camagüey, Jimaguayú y Najasa.

Según la fuente de la información, la problemática territorial esta en el repetido eslogan de la “caída del socialismo”, y el llamado “periodo especial”, que subvaloró la profesión del profesor.  Pero no se dice una palabra de por qué en 22 años aún no se establecieron políticas públicas que permitieran resolver el problema, o cuales fueron las estrategias que en vez de solucionarlo lo acrecentaron. Entre los argumentos del órgano agramontino, está que el 70 % de la fuerza laboral en Educación es femenina, y de ella, la mitad está en estado fértil. Esto provoca bajas transitorias que no se cubren por la falta de reservas, pero funciona también, que 128 profesores decidieron emigrar del país, y otros 200 pasarán a labores más estimulantes, mejor remuneradas y con mejores condiciones de trabajo.

A todo lo anterior se suma que en la última década, para los estudiantes de pedagogía, los filtros de ingreso fueran inferiores a las demás carreras universitarias y devaluaron aún más la profesión, al punto que este año se ofertaran 1 290 plazas para la carrera pedagógica y solo 668 alumnos optaron por ella, poco más de la mitad. El texto de El Invasor, apunta a que “crece la preocupación política y gubernamental para enaltecer la figura del maestro”.  Sin embargo, los resultados de esa preocupación no trascienden en hechos concretos que permitan resolver a corto y mediano plazo la tragedia de los estudiantes camagüeyanos.

El Pastor Protestante Bernardo Quesada, residente en la ciudad de Camagüey, consultado sobre el tema, señala que mirar el problema educativo provincial solo desde el ángulo de la carencia de maestros hace un flaco favor al análisis del tema, pues el tema es más grande.  Hay falta de disciplina institucional, que comienza desde el Ministerio y termina en el último maestro. Hay corrupción en los diferentes niveles escolares, pues maestros mal pagados son fáciles de comprar con pequeñas prebendas como un teléfono móvil. No son la mayoría, pero los ejemplos existen y dañan mucho los valores educativos de los niños y adolescentes.

El miembro de la ONG, Pastores por el Cambio, y su delegado en la provincia agramontina, indicó que la poca preparación de los maestros, donde se incluye personal retirado que nunca fue pedagogo, crea más problemas que beneficios, pues lo hacen mayormente para cobrar un salario que incremente su jubilación, pero no están preparados para asumir retos como las nuevas tecnologías.

El semanario camagüeyano señala que el próximo curso, se sumarán a los claustros de profesores en la provincia 275 nuevos licenciados y 265 graduados de nivel medio.

aleagapesant@yahoo.es

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>