Publicado: Vie, 13 Sep, 2013

Batista y Fidel: iguales en la diferencia

a_ocHay una diferencia abismal entre las represalias que se tomaban con los terroristas bajo la dictadura de Fulgencio Batista y las que tomó Fidel Castro con los que se negaron a aceptar el curso comunista que tomaba la suya a partir 1959, con los que combatían como guerrilleros en pleno monte, o con los que se decidieron por una lucha pacífica.

Ambos dictadores, iguales en su esencia, llevaron a cabo sus propios métodos para conservar el poder. Batista utilizó los más tradicionales: cazar a los terroristas a como diera lugar, enviarlos a la cárcel, soltarlos de acuerdo a la Ley y matarlos en enfrentamientos armados o como ocurrió no a todos: torturados físicamente para que dieran información.

Fidel Castro fue más inteligente. Supo valerse de unos guantes de seda nunca vistos en Cuba y sobre todo, de infundir el terror en el pueblo para que éste no se lanzara a la ofensiva como protesta por la falta de libertad y democracia.

La historia de las represalias que tomó Batista durante sus 7 años en el poder -1952-1958- contra los que lo combatían, está más que escrita, repetida y exagerada durante los 54 años de la dictadura actual. Veamos cómo fueron algunas de aquellas represalias: El propio Fidel Castro, por dirigir junto a sus hombres un ataque por sorpresa a un cuartel militar, disfrazados de militares y de madrugada, donde cayeron casi cien, entre militares y asaltantes, fue condenado a 15 años de prisión, de los que sólo cumplió 22 meses, luego de aceptar una amnistía o perdón de Batista.

Dos mujeres que colaboraron en aquel acto terrorista, el más siniestro de la historia del país, Melba Hernández y Haydee Santamaría, fueron condenadas a seis meses y salieron en libertad a los cuatro.

Es bueno señalar que muchos de los hombres y mujeres que combatieron al dictador Batista, utilizaron los métodos tradicionales de la época: arrebato de armas a la policía, colocación de bombas en lugares públicos, atentados a dirigentes sindicales, jefes militares y políticos, sabotajes a las redes eléctricas e hidraulicas, allanamientos, reparto de propaganda impresa contra el dictador y muchos otras acciones violentas que no dejaba de sufrir la población.

El 13 de marzo de 1988, la periodista Dolores Nieves, en el periódico Tribuna de La Habana, relata cómo Batista había concedido el 14 de marzo de 1958 numerosas libertades provisionales. Cuenta además que entre ellos estuvieron Miguel Alvarez, Máximo Santiago, Elcire Pérez y José luis Dubrocq, quienes a los pocos días de ser liberados, reincidieron en sus actos y cayeron muertos, mientras intentaban desarmar una posta militar, con el propósito de ajusticiar a un dirigente sindical, supuestamente traidor a la clase obrera.

Ellos, como varias docenas más de aquellos terroristas, muertos en enfrentamientos con la policía, y al mando de Fidel Castro y su Movimiento 26 de Julio, son considerados hoy ¨promesas de inteligencia que se perdieron¨.

Referirse a la Prisión Política bajo el castrismo, compuesta por miles de hombres y mujeres, muchos de ellos fusilados y hoy desterrados, basta nombrar a Hubert Matos y Mario Chánez de Armas. El Comandante Matos, luchador guerrillero, fue condenado a 20 años de prisión, condena que cumplió hasta el último día en la cárcel y cuyo delito fue no aceptar la marcha del comunismo en 1959.

Mario Chánez, combatiente del Cuartel Moncada junto a Fidel, por no aceptar su postura comunista ya en el triunfo, fue condenado a 30 años y cumplió su condena hasta el último día. Es el preso político más antiguo del mundo.

En 2003, más de cien luchadores pacíficos por los Derechos Humanos, entre ellos 25 periodistas independientes, fueron detenidos en sus casas y condenados a largas penas de prisión.

Para que Fidel Castro se mantenga disfrutando de la miel del poder, todo un pueblo ha pasado por sus prisiones.

Decir cuál dictadura ha sido peor, queda muy claro.

Santa Fe, septiembre 2013

Por Tania Díaz Castro

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>