Publicado: Vie, 13 Sep, 2013

La Atenas de Cuba, sin institución cultural

Casino_Español,_Matanzas_CubaLa Habana. En la ciudad de Matanzas, nombrada por la intelectualidad y notorios académicos como La Atenas de Cuba, por más de una década tres instituciones culturales de renombre están en ruinas y sin perspectiva de solución en el quinquenio del 2013 al 2018.

La Sala Whaits, de música de concierto; la biblioteca Gener y del Monte; y su famoso teatro Sauto, sufren por graves heridas en la arquitectura de sus inmuebles. El asunto no es nuevo, va para diez años. Lo que revela que las autoridades no han reaccionado ante tamaña calamidad.

En la Gener, cientos de libros han sucumbido ante la humedad, los estantes yacen vacíos y los murciélagos campean por su respeto en plena luz del día. Y, junto a la sala de concierto José Whaits, son muestra de un desastre evitable. Ambas instituciones se encuentran frente al parque Libertad, en pleno centro de la ciudad, donde se encuentran la dirección del partido único (comunista) y del gobierno provincial.

El teatro Sauto sobre sale por ser un monumento de la cultura nacional sin parangón, y da vista al turista foráneo de paso al balneario de Varadero. Pero su triste situación, demuestra que la cultura de las autoridades está varada en la rutina y el marasmo; y al parecer solo recurren al marketing de los dólares del turismo foráneo que aporta el conocido.

En la Gener y la sala Whaits pudimos constatar en situ lo que es un secreto a voces. Al teatro Sauto no fue posible entrar, pero se conoce de primera mano de directivos de la cultura de la ciudad del desastre que lo envuelve, y los matanceros lo comentan indignado sin menoscabo que los pueda oír la Policía Política.

Odelinda Lezcano, una maestra retirada; dijo: “Los materiales de la construcción y cientos de pie de madera preciosa que se han destinado a estas obras han sido desviado en supuesto préstamo para obras del turismo de Varadero, y también se sabe que para provecho personal de funcionarios, aspecto que tiene irritado a los matanceros y que la prensa local mantiene en secreto”.

“La cultura no le interesa al partido comunista”, nos dijo María del Carmen, una artista y maestra de uno de los teatros infantiles de la ciudad. Reflexión, que constatamos con los lugareños, empleados y funcionarios de las referidas instituciones, todos coinciden en esa precisión.

No basta reflexionar con los tres ejemplos ilustrativos, también es un hecho que desde el pedriático Centro Médico corren calle abajo, 19 cuadras, las aguas albañales hasta desembocar en el parque zoológico de Warke, por todo el centro de la ciudad. La primera de estas fundaciones es para el cuidado de la salud infantil y materna, y la segunda ecológica para la recreación de los infantes.

Los matanceros han renombrado a su ciudad y capital provincial. En vez de, la Atenas de Cuba, ahora le dicen “la pena de Cuba”.

Por Irene Martínez

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>