Publicado: Jue, 3 Oct, 2013

El transporte interprovincial corrupto e ineficiente

IMG_1186En días recientes el noticiero nacional de la televisión cubana, a través de su nueva sección “Cuba dice”, dio paso a algunas críticas sobre la situación del transporte en Cuba.

La puesta en escena estuvo muy lejos de la intensidad del caos, y no fue más allá de una simple confrontación entre algunas opiniones ciudadanas, y el acostumbrado triunfalismo de los funcionarios – en este caso del Ministerio de Transporte-, quienes auguraban mejorías para el ramo, a partir de la creación de cooperativas transportistas que ya se mueven dentro de la ciudad capitalina, utilizando pequeños ómnibus que cobran cinco pesos (25 centavos de dólar) por cualquier tramo.

En opinión de varios ciudadanos que viajan regularmente hacia el interior del país, la catástrofe en esta rama no solo se puede suscribir al pésimo servicio del transporte urbano en la capital habanera, y la casi inexistencia de este, en la mayoría de las ciudades del país. También hay que gritar, denunciar y criticar, los terribles tormentos que sufren los cubanos hoy para viajar a cualquier lugar del interior de Cuba, esencialmente al oriente cubano.

La Terminal de ómnibus nacionales, conjuntamente con la estación de la Cubre, en La Habana, son los únicas opciones para tomar el transporte vial hacia otras provincias. Todos llegan allí con ansias de obtener orientación segura para su destino, pero se ven atrapado entre la ineficiencia, la demora y la corrupción (ventas de pasajes cuatro veces más del valor).

La Cubre es una inmensa nave ubicada cerca de la avenida del puerto, de aspecto apocalíptico, donde confluyen los viajeros sin reservaciones, que se dirigen a las provincias orientales. El embarque depende de los fallos que se producen en la terminal de ómnibus nacionales, para los que hay que apuntarse en una larga lista de espera. Es aquí donde el estoicismo se pone a prueba. Ya que tendrá que aguantar largas horas esperando su turno, en el piso o de pie, bajo las incidencias de una pésima higiene, el calor y una algarabía que solo es comparable con los tormentos del infierno.

En la Cubre conocí a un holguinero que desde hacía dos años venia todos los meses a la capital, para proveerle un tratamiento médico a su hijo, a falta de equipamiento en el hospital de su pueblo. Al preguntarle cómo se las arreglaba para estos viajes, dijo: “llevo más de ocho hora esperando mi turno para Holguín. Esto es un caos. En ocasiones he dormido en el piso en compañía de mi hijo hasta dos días. El transporte para Holguín es el peor, puesto que no cuenta ni con trenes desde hace diez años”.

Hace casi nueve años, las autoridades cubanas adquirieron en China un lote de ómnibus Yutong que mejoró el servicio del transporte interprovincial. Hoy, sin embargo, la realidad es otra. Al respecto Armando, un chofer que cubre la ruta Habana – Moa, dijo: “Bastante bueno han salido estos ómnibus que trabajan a full, sin mantenimiento y sin piezas de repuestos”, y añadió irónicamente…. “cuando vi hablando del transporte en la televisión, pensé que mencionarían las veces que los choferes tenemos que pagar las piezas cuando se rompen los carros, o su mantenimiento, para poder trabajar”.

La Terminal de Ómnibus Interprovinciales, ubicada en la avenida Boyeros del Municipio Plaza, exhibe similar panorama. En la otrora instalación encuentras una división forrada de cristales para los que tienen reservaciones. Pero en toda la otra extensión siempre hay un enorme gentío, muchos tirados en el piso o encima de sus bultos o maletines, en espera de un fallo, en este caso para viajar a las provincias occidentales. El corredor por donde la gente salía luego de recibir sus equipajes al terminar viaje, tuvieron que clausurarlo porque está a punto de colapsar.

Mientras la televisión oficial pone al servicio de transporte urbano y por carretera contra la pared, en ambas terminales de La Habana el problema de las taquillas abarrotadas de viajeros no parece tener solución. La larga lista de espera puede durar días y esto sin dudas genera una galopante corrupción.

Leonpadron10@gmail.com

 

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>