Publicado: Mie, 18 Dic, 2013

Cifras secretas de abortos en Cuba

Hospital Miguel Enrique La Habana. Según el Anuario Estadístico de Salud publicado en 2010, “Los niveles de reproducción de la población son bajos, decrecen los nacimientos en 2 mil 290 con respecto al 2009 para una tasa de natalidad de 11 nacimientos por mil habitantes, más elevada en Santiago de Cuba y Guantánamo, una tasa de fecundidad general de 43.4 nacimientos por mil mujeres en edad reproductiva y un promedio de hijos por mujer de 1.70.”

Sin embargo, la práctica del aborto está legalizada en Cuba, se realiza indiscriminadamente y en algunos casos se lucra con ella. Profesionales de la salud que se desempeñan en la sala materna infantil del hospital capitalino Enrique Cabrera, conocido como el Nacional, aseguraron de forma confidencial la cifra de abortos en los últimos cincuenta años, alrededor de los cinco millones en todo el país.

Yasmani es estudiante universitario en la facultad de agronomía, le acompaña su novia Yanetsi, ambos nerviosos, es la primera vez que se enfrentan a una decisión tan delicada como el aborto. Un medico se les acerca y les da aliento: “el feto aún no está formado, no se preocupen que esto es sencillo, solo se eliminará un poco de tejido del organismo”, les dijo. Esto pudiera considerarse un espaldarazo a la interrupción, y por supuesto evidencia como se concibe esta práctica en el sistema de salud cubano.

Casos como este son frecuentes en Cuba. La juventud no puede asumir las responsabilidades del matrimonio y la paternidad, debido a los problemas sociales y el bajo nivel de vida, marcado fundamentalmente por la falta de vivienda y recursos en la manutención del niño.

Adriana Febles, es otra de las pacientes para hacerse una interrupción, las lágrimas ruedan por sus mejillas, la tristeza del semblante denotan su dolor, no quiere matar al hijo que lleva en el vientre. La doctora (obstetra) Cintia Miranda, prácticamente la seduce y al final opta por el aborto, bajo la sospecha de que el feto presenta alteraciones genéticas.

Ello evidencia como en la actualidad los nacimientos con malformaciones o trastornos genéticos no son frecuentes en Cuba, algo que confirma la política oficial de maltusianismo como método de control poblacional. El derecho a la vida es un baluarte sobredimensionado, marcado por el interés político de presentar cada año un nuevo record en la tasa de natalidad.

El aborto es utilizado también en los llamados casos sociales cuando la madre presenta problemas de salud y carencias económicas; a muchos de estos casos se les realiza la esterilización para evitar posteriores embarazos.

La población de la isla envejece (la esperanza de vida al nacer es de 77,97 años), mientras el gobierno apuntala la práctica del aborto –injustificable- en la mayoría de los casos de embarazos no deseados. No tiene en cuenta, además, que el nacimiento es un derecho humano defendido por la mayoría de las naciones del mundo.

La cifra de abortos en Cuba es un secreto de Estado, como lo son también las muertes por epidemias o por negligencia médica. Es sin dudas la causa fundamental del retroceso demográfico, el evidente desinterés de las mujeres por dar a luz en un país donde los paradigmas se desvanecen con realidades como la Yanetsi y Adriana.

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. egalvez dice:

    Particularmente estoy a favor de la legalidad del aborto, creo que es un derecho de la mujer, y no creo que sea solo a causa de los roblemas económicos (aunque no podemos negar su gran peso), sino por qué decrece la fecundidad en los países más desarrollados del mundo y con mayor calidad de vida? Creo que es más un problema moral y particular de cada quién, simplemente un nivel superior de desición y libertad individual.

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>