Publicado: Mie, 18 Dic, 2013

Los espías no son héroes

Desfile 1 de Mayo La Habana. A pesar del encanto pasional que le ha otorgado el cine y la literatura de ficción al espionaje, los espías no son héroes y mucho menos son reivindicados por la historia. Debido a su naturaleza clandestina, esta sórdida labor está asociada a engaño, fraude, deslealtad y violencia.

Entre los esposos Rosenberg, espías norteamericanos pertenecientes a la inteligencia soviética de la década del cincuenta del siglo pasado y los cuatro espías cubanos que guardan prisión en Estados Unidos, existen razones que la prensa cubana se niega a divulgar.

Ni Juana Carrasco, ni Dalia González, periodistas de Juventud Rebelde y Granma respectivamente, quienes escribieron sobre los Rosenberg por estos días y mucho menos el programa televisivo Mesa Redonda, pudieron decir la verdad sobre la culpabilidad de los Rosenberg, de acuerdo a los expedientes desclasificados de Estados Unidos y Rusia, que ofrece Internet.

Silenciaron que Emil Julius Klaus Fuchs -1911-1988–no Duch como escribió la Carrasco-, fue quien delató a los Rosenberg, cuando confesó al FBI que el contacto de todos ellos había sido Harry Gold.

Klaus era miembro del Partido Comunista Alemán en 1932. Huyó a Francia y luego a Inglaterra, donde se hizo ciudadano británico.

En Estados Unidos, como físico nuclear del Proyecto Manhattan que fabricaba la Bomba Atómica, se ofreció como espía al Kremlin en 1941. En enero de 1950 fue detenido por el FBI por cargos de espionaje a favor de los soviéticos.

Klaus se libró de la pena de muerte al declararse culpable y por ofrecer información del resto de los espías.  Fue sentenciado a 14 años de prisión. Al cumplir nueve años fue liberado ¨por buena conducta¨. Residió en la RDA, donde ocupó cargos importantes. Meses antes de morir en Berlín, en 1988, recibió la Orden Carlos Marx.

En cambio, Ethel y Julius Rosenberg, ni siquiera por sus dos hijos se declararon culpables. Terminaron en la silla eléctrica.

Los físico nucleares más importantes de la antigua URSS han expuesto en documentos desclasificados, que los datos ofrecidos por Klaus obstaculizaron la confección de la Bomba Atómica soviética y que los planos enviados por los Rosenberg eran simples ¨caricaturas¨ llenos de errores, puesto que no eran especialistas en Física Nuclear.

También la prensa de Cuba oculta que fue el propio Fidel Castro quien, al proporcionar información a los Estados Unidos en junio de 1998, el FBI pudo descubrir la Red Avispa, a la que pertenecieron los cinco llamados ¨héroes¨.

En su discurso del 20 de mayo de 2005, Fidel Castro explicó que entre el 16 y el 17 de junio de 1998 se había entregado abundante información documental y testimonial a las autoridades norteamericanas -64 folios- sobre el tema de los atentados terroristas: cinco casetes de video y ocho de audio con declaraciones de los terroristas centroamericanos, arrestados en Cuba.

¨El FBI –dijo Fidel Castro- reconoció el valor de la información recibida y se compromete a dar respuesta en breve. Transcurren extrañamente casi tres meses. El 12 de septiembre -presten bien atención-, no se habían cumplido tres meses, son arrestados los cinco Héroes de la Patria que, destacados en Miami, constituían la principal fuente de información sobre las actividades terroristas contra nuestro país.¨

La  Red Avispa estuvo compuesta por catorce espías, pero sólo diez  fueron detenidos el 12 de septiembre de 1998. Dos pudieron escapar a Cuba, otros dos fueron deportados, cinco se declararon culpables –es posible que ya vivan en libertad en Estados Unidos- y los cinco restantes que se dicen inocentes, uno cumplió su condena y vive en Cuba y los otros cuatro se mantienen en prisiones de Estados Unidos.

En junio de 2001 la prensa castrista se refirió por primera vez al  juicio de este grupo de cubanos, sentenciados a largos años de prisión por acusaciones de espionaje en territorio norteamericano. El gobierno cubano ha invertido una fortuna en lograr su excarcelación mediante la propaganda a nivel mundial.

Sin embargo, jamás ha mencionado a Ana Belén Montes, la espía más importante de todos ellos, ni al matrimonio Gwendolyn y Walter Kendall Myers, condenados estos tres estadounidenses a largas penas de cárcel.

 

 

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>