Publicado: Mie, 15 Ene, 2014

Dos espías… y la misma Historia

Santa Fe, La Habana. En realidad pudieran ser muchos, pero hoy solamente nos vamos a referir a dos: Juana Maseda, una española residente en Cuba, que después de colaborar con el Movimiento 26 de julio tuvo que huir a su país; y el rumano Ion Mihai Pacepa, calificado como un espía muy importante al servicio de Nicolae Ceausescu.

De ellos nunca se dice nada en la prensa nacional controlada por el régimen castrista porque estas dos personas, que trabajaron en la sombra y aunque nunca se conocieron, tienen el mismo criterio acerca de los hermanos Castro.

Juana Maseda es descendiente de gallegos, vive con sus hijas en su Galicia natal y tiene 77 años.

Decepcionada por el rumbo que tomó la Revolución Cubana decidió no regresar a la isla. Comenzó entonces a escribir sus memorias para las hijas. Mas al leerlas a su amigo escritor Xavier Alcalá, éste le propuso utilizarlas para una novela histórica que se ha convertido en un libro muy leído en España; se intitula “Mariana”, seudónimo que usó Juana para ciertos oscuros trabajos ordenados por Fidel Castro y que no aparecen en las profusas narraciones del dictador.

A manera de epílogo, el libro termina con una carta que la señora Maseda hace al tirano, donde afirma: “A mí me sacaron de Cuba para que Ventura –coronel de la policía a las órdenes de Batista- no me matase después de arrancarme las uñas y los ojos. Esteban Ventura era tan mal cubano como tú llegarías a ser, porque destruiste a Cuba. Ahora no es de los yanquis pero tampoco es de los cubanos. Es exclusivamente tuya y de unos pocos”.

Y confiesa por último que, como luchó por la libertad, “Morirá con un gran peso en su conciencia al haber ayudado a crecer a un monstruo”.

Ion Mihai Pacepa, el general rumano que desertó a Estados Unidos doce años antes de que desapareciera el comunismo en Europa del Este, también tiene mucho que contar en libros y artículos de su autoría, publicados en Occidente.

“Horizontes Rojos”, editado en 1987, incluso sirvió al tribunal que juzgó y condenó a muerte al matrimonio Ceausescu.

En 2006, en uno de sus artículos, titulado “¿Quién es Raúl Castro?”, el ex-espía rumano acusa al hermano menor, ya en el poder, “…de asesino y terrorista internacional que ha hecho una fortuna con el tráfico ilegal de armas, drogas y seres humanos”. Además,  cuenta con lujo de detalles las relaciones que mantuvo con Raúl en la década del setenta, siendo ministro del Interior en Rumanía, cuando Ceausescu, Fidel y Raúl, colaboraban en un plan para combatir a Estados Unidos a través de las droga. Recuerda cómo en una oportunidad, estando él presente, Fidel expresó que “Las drogas pueden hacer más daño al imperialismo que las armas nucleares”.

Recientemente le pidieron su opinión acerca de las reformas que promueve Raúl como sucesor. Mihai Pacepa, experto conocedor de regímenes comunistas, respondió que son “un puro cuento de hadas”.

Las experiencias de Juana Maseda y Mihai Pacepa son dignas de tenerse en cuenta, porque no hay dudas de que es en las sombras donde se conoce mejor a un ser humano.

 

 

 

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>