Publicado: Mie, 22 Ene, 2014

El Martí que nos censuran

Busto en yeso de José Martí Santiago de Cuba. En el 161 aniversario de su natalicio, a celebrarse el próximo 28 de enero, merece un serio y profundo análisis el pensamiento antirracial y las obras del Héroe Nacional, José Julián Martí Pérez.

Debido a la abrupta manipulación de los órganos propagandísticos en poder del Estado, un creciente número de cubanos responsabilizan las obras y pensamientos Martíanos de la tragedia que vive hoy el pueblo cubano. Esta, sin embargo, ha sido utilizada por la “Revolución Cubana” para enmascarar sus verdaderas pretensiones, que no han sido otras que darle una imagen nacionalista e imponer su voluntad política al pueblo.

De ahí la gran mentira del “Máximo líder de la Revolución”, relacionada con el apóstol y el asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, o cuando se le nombró mentor-directo de la Revolución, como expresó Ernesto Guevara (Che) en una oportunidad. Todo esto para utilizar las obras Martíanas en sus macabras intenciones. Con ello han contribuido los historiadores, poetas e intelectuales afines a la revolución, afirmando que el único partido existente en Cuba es la continuidad del Partido Revolucionario Cubano, fundado por Martí el 10 de abril de 1892.

La política prevaleciente en la Nación Cubana representa todo lo contrario a lo que aspiraba José Martí y otros próceres de la patria. De Martí se conocen algunas citas que generalmente el régimen maneja a su favor. Sin embargo, no se conoce en totalidad el contexto de toda su obra, esto ha contribuido a desconocimiento de su ideario patriótico y anti comunista.

El Héroe Nacional escribió importantes páginas relacionadas con la democracia, la libertad y la unidad entre todos los cubanos, a pesar de las diferencias políticas, credo o color de la piel. Advirtió además acerca del socialismo como de otras tantas tendencias políticas. Su gran interés por la justicia y los derechos de todos, con todos y para el bien de todos, es una convicción de la democracia que aspiraba para nuestro país.

El pensamiento y obra de este valeroso cubano trasciende más allá de la abrupta manipulación oficialista. ¿Cómo pueden ellos explicar lo expresado por el apóstol a los sistemas totalitarios?

“La tiranía es una misma en sus varias formas, aun cuando se vista en algunas de ellas de nombres hermosos y de hechos grandes”, escribió.

Las autoridades cubanas, conjuntamente con el Partido Comunista de Cuba, historiadores, intelectuales, poetas y demás colaboradores, pretenden ignorar estos textos del apóstol, pues no son compatibles con los lineamientos Marxistas -Leninistas a los que se aferran. Continúan imponiendo al pueblo una selección de pensamientos y obras, no sólo de José Martí, también de próceres como Antonio Maceo, Carlos Manuel de Céspedes, Ignacio Agramonte y otros cubanos que consagraron sus vidas en beneficio de la democracia y la libertad.

De ahí la inmerecida opinión que tiene una inmensa mayoría hacia la figura del más universal de todos los cubanos. Muchos cubanos relacionan el pensamiento Martiano con la causa que hiere directa o indirectamente a nuestras familias.

¿Cómo explicar el fenómeno de la emigración, surgido en Cuba en los primeros años de la revolución? ¿Cómo explicar los fusilamientos masivos dirigidos por el Che desde la prisión militar de la cabaña?

Por otra parte, aún cuando la nomenclatura se niegue a reconocer una oposición interna y deje de considerar a la diáspora como emigrados económicos en su totalidad, sus argumentos no son sólidos ni convincentes.

Al decir de Martí, “El hombre que ama la libertad, aunque no sepa que la ama y anda empujando de ella y huyendo de donde no la halla”.

Nadie que disfrute de todos los derechos y garantías en su hogar, se presta a abandonarlo. La restricción a las obras de Martí en Cuba trae consigo el acomodo en beneficio de la ideología comunista, la proclama de conquistas y logros que reducen la libertad y el respeto por los derechos humanos.

 

 

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>