Publicado: Mie, 29 Ene, 2014

Las tradiciones cubanas vencen al castrismo

el_mod La Habana. A la hora de hacer un recuento de las facetas de la vida cubana que han sido absorbidas por el castrismo, entre otras, a menudo pensamos en la política, la economía, la cultura, el deporte y la educación. Sin embargo, es necesario considerar que las más genuinas tradiciones de nuestro pueblo tampoco quedaron fuera del dominio de la maquinaria de poder.

Incluso podríamos afirmar que, más que controlar o adecuar esas viejas costumbres a sus intereses, los gobernantes de la isla pretendieron eliminarlas por completo y hasta sustituirlas por otras más afines a sus objetivos hegemónicos. En ese contexto, sobresalen las festividades de los días finales de diciembre.

Bajo el pretexto de que no era conveniente paralizar la zafra azucarera en un mes decisivo para la molienda, las autoridades cancelaron la Nochebuena y la Navidad. Incluso intentaron variar el significado del advenimiento de Año Nuevo al identificar las felicitaciones del 1ro de enero con el triunfo de la revolución de Fidel Castro.

Como complemento de semejante despojo, a propósito del asalto al cuartel Moncada en 1953 se establecieron los días feriados del mes de julio, cuando en verdad esa jornada debía ser considerada como una fecha luctuosa. Y es que mucha sangre joven se derramó en tan inútil y descabellada acción, que en su momento fue censurada por toda la sociedad, incluyendo la izquierda política representada por el Partido Socialista Popular.

Pero la peor omisión fue la del Día de los Reyes Magos, celebrada cada 6 de enero. Probablemente haya sido la festividad que el castrismo combatió con más fuerza y crueldad. En su lugar, al tercer domingo de julio fue declarado “Día de los Niños”. Así maniobraron para que se perdiera la memoria de ese día en la vieja tradición occidental y con ella el hábito de regalarles juguetes a los pequeños.

Pero cuando comprobaron que alrededor de esa fecha continuaba la búsqueda de juguetes para obsequiar a los chicos, idearon una perversa artimaña. La recuerdo por una conversación que sostuve con mi sobrino un mes de enero de hace algunos años. El chico, en ese momento alumno de la enseñanza primaria, me contó que en su escuela le habían regalado un juguete a cada alumno. Asombrado, le pregunté si el motivo del regalo era el Día de Reyes. Su ingenua respuesta me dejó perplejo: “No tío, el juguete fue por la entrada de Fidel a La Habana el 8 de enero”.

Tampoco debemos olvidar la airada y brutal reacción oficialista cuando otro 6 de enero de hace algunos años, del Centro Cultural de España en La Habana partió un coche tirado por caballos, obsequiando regalos a cuanto niño hallaba en su camino. No es de extrañar que tal gesto humano contribuyera al cierre definitivo de ese Centro Cultural, al que las autoridades cubanas le atribuyeron “actividades incompatibles con su razón de ser”.

Mas pese a todo, con el paso del tiempo el pueblo cubano ha reafirmado la voluntad de no dejarse arrebatar sus costumbres. Ya en la noche del 24 de diciembre todos los hogares — cada cual de acuerdo con sus posibilidades— celebran una cena familiar, y hasta el propio gobierno debió admitir la trascendencia del día de Navidad para un pueblo de honda raíz cristiana. Fue confirmado  por lo que se pudo observar en las calles y centros comerciales el pasado Día de Reyes.

Sin que la fecha fuera divulgada por ningún medio de difusión, las personas acudieron masiva y espontáneamente a las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD), a adquirir juguetes para sus niños. Fue tal la afluencia de público, que algunos establecimientos debieron solicitar la presencia de agentes del orden para organizar las colas.

Lo confesamos, nos asalta el optimismo apreciar que tantos años de opresión no han logrado destruir totalmente el tejido social de la nación. Confiemos en que también la libertad se abra paso más temprano que tarde.

Orlando Freire Santana

Orlando Freire Santana es periodista independiente

Latest posts by Orlando Freire Santana (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>