Publicado: Mie, 15 Ene, 2014

Otro aniversario de la Universidad cubana

Universidad de La Habana La Habana. El primer domingo de este año que recién comienza, la universidad cubana cumplió doscientos ochenta y seis años de fundada, permaneciendo varada en medio de unas reformas que el gobierno quiere hacer, pero no se atreve, y sin las cuales el magno centro no se incorporará al siglo XXI.

Nace el 5 de enero de 1728 con el pomposo nombre de Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de la Habana, en la época en que las universidades necesitaban autorización real o papal, de ahí el nombre.  La institución contó con cinco facultades: Artes y filosofía, Teología, Cánones, Leyes y Medicina, ilustradas por los frailes dominicos del convento de San Juan de Letrán.

Más de cien años después, en 1842, pasa a ser laica. Cambia su nombre por Real y Literaria Universidad de La Habana.   Fueron tiempos de la creación del Museo de Historia Natural y del Jardín Botánico Nacional.  Finalmente, con el advenimiento de la república adquiere el actual nombre. Emigra de la Habana Vieja a su actual sede en la Colina de Aróstegui, por una parte dominando la calle San Lázaro, hacia el Noroeste, y desde el Estadio Universitario, el barrio del Cerro hacia el suroeste.

Centro de intenso debate y polémica, la universidad nucleó a la vanguardia técnica y humanista de la república. Fue epicentro de la Protesta de los Trece, la Federación Estudiantil Universitaria y la facultad José Martí para trabajadores.  En los polémicos años cuarenta y cincuenta se mantuvo como eje de la política nacional. Algunos de sus alumnos abrazaron el terrorismo político, lo que unido a otras condiciones y episodios de la época, permitieron la instauración de la dictadura comunista.

Esa etapa representa el peor momento de la bicentenaria institución, solo comparable en alguna medida a los desmanes que sufrió durante los últimos treinta años de la colonia española, cuando los integristas a favor de la Metrópoli española se percataron que de sus aulas emergían los patricios que independizarían a la nación. Esos odios y rencores provocaron los trágicos sucesos de 1878, con el asesinato de los ocho estudiantes de medicina.

Desde 1959, la Universidad de la Habana, conjuntamente, con las otras dos existentes en ese momento Oriente (1947) y Central (1952), sufrió un severo acoso gubernamental.  A partir de entonces se pierde la autonomía universitaria, no solo como medio de independencia del poder y de los vaivenes de la política y la administración, la ley nacional o constitucional, y sobre todo del dogmatismo religioso o ideológico. También es anulada en su misma esencia, la de ejercer la democratización de su propio gobierno, el diseño del plan de enseñanzas y la actividad de extensión de su saber a la comunidad.

Esa universidad excluyente (“¡Sólo para los revolucionarios!”), en los últimos cincuenta y cinco años vio expulsar de sus aulas a docentes y estudiantes, acusados por creencias religiosas o por diferir de la ideología oficial.  Fue partera de la tremebunda “desviación ideológica”, clasificación maldita con la que se condenó a cientos de profesores y estudiantes a descender de su escalinata de por vida.  Y por ella misma vio ascender en la   docencia a los leales al régimen, sin importar su capacidad de trabajo o meritos académicos.

Golpeada hasta el infinito, la Universidad de la Habana controlada por los comunistas tuvo que aceptar la humillante municipalización universitaria, promovida por el dictador Fidel Castro Ruz en el año 2003, la que devaluó y vulgarizó el conocimiento, tanto en alumnos como en profesores.

En el presente, sus docentes están en fuga hacia cualquier parte del mundo, y a los jóvenes no les interesa la promoción en la escala académica, toda vez que hay nuevos paradigmas.

A doscientos ochenta y seis años de su fundación, y en medio de tímidas reformas, la universidad debe aprestarse a los cambios que la conviertan en vanguardia de la democratización y la introducción de los avances tecnológicos y organizativos en la isla.  Si no cambia como unidad, no cambiara el país.

aleagapesant@yahoo.es

 

Latest posts by Julio Aleaga Pesant (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>