Publicado: Mie, 5 Feb, 2014

Malas noticias económicas en el parlamento

Ancianos sobreviven con la venta de materia prima La Habana. Como siempre acontece en Cuba durante el mes de diciembre, la Asamblea Nacional del Poder Popular y sus Comisiones Permanentes analizaron el comportamiento económico del año en curso, así como las perspectivas para el que se avecina. Y aunque las autoridades intentaron adornar con tintes esperanzadores los informes y debates acerca del recién concluido 2013, fue inevitable que sobresalieran los incumplimientos y las ineficiencias.

El General-Presidente, al resumir las sesiones del Parlamento y para animar un poco a los diputados, comunicó que próximamente se inaugurará la primera etapa de la Terminal de Contenedores en la Zona Especial de Desarrollo Mariel. Además, repitió la información sobre la existencia de un cronograma de trabajo con vistas a iniciar las labores para la unificación monetaria en el país. Sin embargo, debió retomar el tono grave de Adel Izquierdo y Marino Murillo cuando se refirió a los principales indicadores del 2013.

Y es que el Producto Interno Bruto (PIB) creció solo un 2,7%, cifra inferior al 3,6% planificado. En este incumplimiento influyeron los bajos ingresos obtenidos por los bienes y servicios exportables, así como el insuficiente arribo de turismo, sin alcanzar los niveles de recaudación previstos.

Además, las perspectivas para el 2014 son sombrías: se planifica que el PIB crecerá un 2,2%, incluso inferior al pobre desempeño que registró en el 2013. Para colmo, se prevé que caigan los precios internacionales del azúcar y el níquel, dos productos- sobre todo el último- de indudable peso en nuestras exportaciones. Sin dudas, esta desaceleración económica se configura en un contexto desalentador para los cambios que implementa en esta esfera el gobernante Raúl Castro.

Otro sector muy criticado por sus paupérrimos resultados fue el de la Construcción. Las ineficiencias constructivas fueron responsables de que el plan de inversiones tampoco se cumpliera. Aquí apreciamos un largo rosario de calamidades: obras que nunca se terminan, dificultades con los proyectos, poca calidad de las edificaciones, desvío de recursos, escasez de materiales de construcción…

Para completar el oscuro panorama, días antes de que sesionara la Asamblea Nacional, una de las Comisiones Permanentes del Parlamento anunciaba el incumplimiento del plan de construcción de viviendas en el país. Según los diputados, debido a los inoperantes sistemas de pago empleados, la inestabilidad en la fuerza de trabajo fue decisiva para que no se llegara al número de viviendas planificadas. Y lo más alarmante para estos legisladores oficialistas: muchos albañiles, plomeros y carpinteros encofradores, entre otros operarios, han decidido abandonar los contingentes estatales para engrosar las filas del trabajo por cuenta propia.

Al margen de cifras y estadísticas, observamos una novedad en esta reunión parlamentaria: la ausencia del economista Osvaldo Martínez al frente de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional. Era siempre quien leía el Dictamen de esa Comisión sobre los planes y proyectos de presupuestos que se presentaban. Esta vez, sin que mediara explicación alguna, el documento fue leído por la diputada Grisel Castro, la que se anunció como presidenta de la referida Comisión.

Pero este tipo de misterios no son extraños en las altas esferas del poder en Cuba. En los últimos tiempos circuló un rumor acerca de la defenestración de Marino Murillo, el flamante nuevo Zar de la Economía Planificada. El comentario se desinfló cuando el cuestionado personaje apareció en público. Sin embargo, y aplicando aquello de que “cuando el río suena, es porque agua trae”, parece ser que el verdadero perdido resultó Osvaldo Martínez, quién además se desempeñaba como director del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial.

Tal vez el General-Presidente se haya cansado de las cantaletas de un hombre que, en lugar de ocuparse de cómo mejorar las relaciones económicas y comerciales de Cuba con el resto el mundo, se pasaba todo el tiempo pronosticando una gran crisis económica que acabaría con el sistema capitalista en el planeta.

Orlando Freire Santana

Orlando Freire Santana es periodista independiente

Latest posts by Orlando Freire Santana (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>