Publicado: Mie, 19 Feb, 2014

Tamayo, apellido de héroes

En recordación a Zapata Tamayo Jaimanitas, La Habana. Los luchadores por la democracia de Cuba no debemos olvidar nunca a Miguel Valdés Tamayo. Excarcelado por causa de enfermedad, falleció a los cincuenta años el 10 de enero de 2007, en el hospital Julio Trigo de la capital.

En el proceso judicial del año 2003, registrado en la historia como la Primavera Negra, se detuvieron y enjuiciaron a 75 disidentes. Algunos pertenecían a organizaciones políticas opositoras, otros se dedicaban al periodismo independiente y varios eran bibliotecarios.

Uno de los encausados en aquellos procesos que concluyeron en largas condenas fue Miguel Valdés Tamayo. Fue acusado por los delitos de “Traición a la patria” y “Contra la soberanía y la integridad nacional” por fundar el movimiento “Hermanos fraternales por la dignidad”, y condenado a 15 años de cárcel.  El cumplimiento de la sanción estaba destinado en la provincia de Camagüey, pero un tiempo después fue trasladado a la capital debido al empeoramiento de su salud.

Al año y dos meses de condena, por causa de una miocardiopatía se le concedió la licencia extra penal. Poco tiempo después, Tamayo resultó víctima de un acto de repudio organizado por las autoridades gubernamentales, las que entre otras cosas lo acusaban de mercenario al servicio de los Estados Unidos.

Sufrió amenazas de muerte en su propia vivienda y fue detenido en varias ocasiones, interrogado e incautadas sus pertenencias. Al momento del fallecimiento, Tamayo tenía dos visas como refugiado político proporcionadas por las embajadas de Holanda y Estados Unidos. Estaban justificadas esencialmente para darle tratamiento a su dolencia en el extranjero, mas el gobierno cubano le negaba la salida del país. Cuando lo sorprende la muerte, ya parte de su familia había viajado al exilio.

Recordar a Tamayo como el primer mártir de aquel gris episodio también es recordar al emblemático grupo de los 75. Más tarde otro Tamayo, Orlando Zapata, dio su vida por la libertad. Tras una prolongada huelga de hambre de 86 días dentro de la misma prisión de Camagüey, Zapata Tamayo falleció el 23 de febrero de 2010.

La mediación de la iglesia católica con el gobierno comunista propició la salida del presidio hacia España, en 2010, de casi la totalidad de los presos políticos. Solo once trasgredieron la condición para la excarcelación y continúan su lucha en la isla.

 

 

 

 

 

 

Frank Correa

Frank Correa es periodista independiente y miembro de APLP

Latest posts by Frank Correa (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>