Publicado: Mie, 12 Mar, 2014

SAIDO: un arte marcial cubano y para todos

Maestro Torroella y alumnos destacados La Habana. El SAIDO (Camino del Sistema del Arte marcial Integral) es una concepción de sistema de defensa personal inspirada en las técnicas de combate orientales, aunque conformada dentro de un desarrollo en extremo inclusivo y moderno. La diferencia fundamental en relación con otras artes marciales es que no es necesario poseer una capacidad atlética para practicarlo. Y nada impiden la edad o un limitado estado físico para aprender a defenderse con economía de movimientos y extrema eficiencia. Este noble arte es fruto de la inspiración personal del maestro Jorge F. Torroella Nodarse. Una informal entrevista nos conducirá a través de la historia y vericuetos de esta noble arte de la autodefensa.

Periodista: Maestro Torroella, ¿cómo fue que surgió la idea del SAIDO?

Maestro Torroella: Fue hace unos cincuenta años. Un amigo mío que practicaba judo me separó muy fácilmente del suelo. Cuando aquello casi nadie sabía nada en Cuba sobre artes marciales, por lo que ese fenómeno de levitación involuntaria mediante palanca humana me pareció extraordinario. Más cuando quise hacerlo exactamente igual que él, descubrí que mis muchas afectaciones físicas me lo impedían. Entonces me di a la tarea de aprender judo con seriedad, pero aplicándole mis estudios personales para lograr una biomecánica más eficiente de acuerdo a mis pobres condiciones de salud. Como ve, fue una larga y paciente tarea que, por su propio desarrollo, fue derivando más allá del deporte hasta emerger como un sistema de autodefensa universal para cualquier persona necesitada, no importa su condición física.

P: ¿Esto incluiría a personas con severas limitaciones, como débiles visuales o con limitaciones de movimientos?

M. T.: El SAIDO es un sistema en constante transformación y adaptación de subsistemas defensivos creados y configurados para cualquier limitación física, profesional o de disponibilidad de tiempo para aprenderlo. Ese precisamente es su carácter inclusivo y universal. Para su aprendizaje sólo se requiere de una mente sana. Y todo esto es posible porque nuestro principal interés es que la persona no aprenda mecánicamente una técnica defensiva, incluso diseñada específicamente para él debido a su determinada limitación, sino que logre calar el principio técnico que la inspira. Y esto es importante porque lo enseña a actuar con improvisación. Sin tener que detenerse a pensarlo, de manera natural adapta esa u otra técnica a las circunstancias específicas donde se enfrente a una determinada agresión. Es decir, nada de esquemas defensivos que normalmente se aprenden en ambientes controlados. Muchas veces, en condiciones imprevistas, estas medidas de autodefensa fallan o no funcionan precisamente porque no se tiene en cuenta el lugar y medios específicos que impone la realidad de una agresión.

P: Entonces, ¿usted cree que el sistema es muy apto para defenderse de un tipo de agresión muy común en estos tiempos en América Latina, el secuestro?

M. T. : El alumno de SAIDO aprende a disponer y desbaratar una agresión de ese tipo, o de otra cualquiera, utilizando técnicas simples, fáciles de aprender y ejecutar,  aunque no por ello menos determinantes para frustrar una agresión de ese tipo, emprendidas en los lugares más disímiles, desde lugares abiertos, como escaleras o parques hasta incluir sitios donde el espacio disponible es muy reducido, como un auto, una aeronave o elevadores para VIP (Very Important Persons, o personas de gran importancia), y protagonizada por uno o más asaltantes armados con armas de fuego o perforo-cortantes. Y toda la acción no dura más de dos segundos, sin que la persona que se defiende pierda el aliento o siquiera se despeine.

P: ¿Este tipo de aprendizaje específico para secuestro no es muy común en otras artes marciales?

M. T.: No es típico, no lo hemos observado. Verá, el SAIDO aspira a contribuir en cuanto a la defensa personal moderna, y de hecho, fuera de cuba ya está considerada como obra científica didáctica. Como resultado, posee una buena cantidad de reconocimientos y condecoraciones de instituciones científicas. Y es que de hecho, constantemente buscamos llenar los espacios dejados por ese enormes tesoro cultural y práctico que son las artes marciales tradicionales. El mundo ha seguido su marcha y constantemente emergen nuevas situaciones y casos que requieren soluciones novedosas. Y estas no pueden ser solamente para personas atléticas, aunque para ellos también nuestro sistema de entrenamiento tiene un enorme programa de estudios.

P: Maestro, tengo una curiosidad personal. ¿Ustedes no aconsejan que al ser atacados en un asalto en la vivienda o centro público o de trabajo, las personas deben dejarse reducir para evitar males mayores, tal como se ha visto aconsejado por expertos y representado en determinados materiales fílmicos sobre el tema?

M. T.: Lo que se estudia en academias como método de acción es dentro de normas, es lo normado. Yo aconsejo lo siguiente: salga del peligro inmediatamente y lo más rápidamente que pueda. Después veremos qué se puede hacer, de acuerdo a la oportunidad que siempre nos facilita inconscientemente el agresor.  Y es que agredir siempre lleva implícita una desventaja para quién lo hace. Por lo general, ocurre en él al menos un desequilibrio, que es el mental. Y luego el físico, y de ambos se sirve el conocedor, sobre todo donde el acto está precedido por la conminación e intimidación, lo que le da un tiempo precioso. Teniendo en cuenta esto, es muy raro que el agredido no tenga una oportunidad de librarse del peligro. Nuestra escuela trabaja con laboratorios técnicos para analizar casos y están abiertos a los aportes de los alumnos y expertos.

P: Es un método muy democrático de profundizar el conocimiento, a pesar del orden jerárquico y el grado de experiencia.

M. T. Totalmente. Se adoptan todas las soluciones técnicas que funcionen y hasta se reconocen con el apellido de su creador. Nuestro lema es que a mayor grado de conocimientos, mayor es la duda. Y hay que preguntar y escuchar, con humildad y atención a los demás. Creo que ese es nuestro modesto mayor aporte al arte marcial universal.

Latest posts by Alexandro del Valle (see all)

Displaying 4 Comments
Have Your Say
  1. Sergio dice:

    Hola, me interesaria saber en que otros países se enseña SAI DO, Muchas Gracias

  2. Alberto dice:

    Un saludo para todos los practicantes del SAIDO y para el maestro TORROELLA de su hermano y alumno ALBERTO PELÁEZ desde miami

  3. Alberto dice:

    Saludos una pregunta se enseña Saido en los Estados Unidos

  4. Luiso dice:

    Buenas tardes, estoy interesado en practicar SAIDO, y deseo saber donde radica la escuela, cualquier informacion que me puedan dar se las agradezco mucho.

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>