Publicado: Mar, 29 Abr, 2014

Policía impide 1ra Asamblea de afiliados de la APLP

Agentes del DSE en Correa 163 La Habana. El pasado sábado 26 de abril, agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE), impidieron la primera asamblea de afiliados de la Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP), prevista para las 10 am, en la casa del periodista Carlos Rio Otero, donde también funciona una biblioteca, cita en Correa 163 entre Flores y San Benigno, en el municipio capitalino de Diez de Octubre.

Según Carlos Ríos Otero, miembro ejecutivo de la Asociación, quien ocupa el cargo de delegado de occidente, los agentes se encontraban en las cercanías de su casa desde horas tempranas de la mañana.

“cuando salí a echar agua en la acera sobre las 6 y 30 am ya estaban ahí”, dijo Otero.

Durante la mañana, unos 20 afiliados llegaron al lugar de la cita, pero se encontraron con agentes que impedían su paso, alegando sin justificación que la actividad no se realizaría. Entre los agentes se encontraba el jefe del Departamento de Enfrentamiento a la Prensa (Sección 21), nombrado Luisito. Según Ríos Otero, también estaban en el lugar los autos policiales 083, 243 y un microbús de la estatal de comunicaciones ETECSA.

Algunos periodistas fueron arrestados, como es el caso del presidente de la Asociación, José Antonio Fornaris Ramos, quien llegaba al lugar acordado a las 8 y 50 am. Ramos fue conducido en una de las patrullas a la estación policial Capri, a unos diez kilómetros al sur de la ciudad.

“Estuve 4 horas en un calabozo, luego me sacaron para una oficina donde me interrogaron durante una hora, hasta que me soltaron pasada las 2 pm”, comentó José.

Por otra parte, los periodistas Calixto Ramón Martínez y Miriam Herrera Calvo, fueron conducidos en autos hacia distintos lugares de la ciudad y dejados abandonados a su suerte.

“Estaba comprando un cucurucho de maní (cacahuete) cuando se detuvo un auto lada color blanco y se bajó un hombre. Inmediatamente me enseñó un carnet y dijo, -Miriam móntese que la vamos a conducir-. Había dos hombres más dentro del auto. Cuando llegamos a las afuera de la 1580, una prisión de menor rigor ubicada en el municipio de San Miguel del Padrón, me ordenaron bajarme y arrancaron el auto. Yo vivo en el municipio Regla, tuve que salir a la calzada para parar un auto y pedir de favor que me acercara lo más posible a mí casa”. Comentó Miriam.

Por su parte Calixto Ramón comenta que se lo llevaron en un auto patrulla hasta las afuera de la ciudad.

“Me dejaron en Calabazar, en el municipio de Boyeros. El trato de la policía uniformada fue respetuoso”.

Esta no es la única actividad de la APLP que agentes de la Seguridad del Estado tratan de impedir. A pesar de visitas a domicilios de varios periodistas, incluido arrestos e intimidación, el pasado 25 de febrero del presente año se celebró el VIII aniversario de la Asociación y se discutió el Código de Ética para Periodistas Cubanos.

La primera asamblea de afiliados de la APLP se pospuso para el próximo mes de mayo.

Laura Paz

Laura Paz

Periodista independiente desde 2012 cubana
laurapaz072@gmail.com
Laura Paz

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>