Publicado: Mar, 22 Abr, 2014

Amistades peligrosas

Amistades peligrosas Santa Fe, La Habana. No pocos cubanos poetas, novelistas, periodistas, artistas…, que hemos sido reprimidos, encarcelados y desterrados del país por orden de Fidel Castro, nos hemos preguntado con dolor cómo es posible que un intelectual de la sensibilidad de Gabriel García Márquez, haya podido sostener prolongadas relaciones amistosas con el dictador caribeño.

Mi gran amigo y poeta Luis Marré, fallecido hace poco, me dijo algo que nunca he podido olvidar sobre esa amistad: Marré estaba seguro de que el colombiano buscaba entrar en los vericuetos del cerebro de un dictador y así  describir mejor ciertos personajes para sus novelas como El otoño del Patriarca, El general en su laberinto y El coronel no tiene quien le escriba.

-Entonces –le pregunté- ¿no crees que fue por conocer el castrismo desde bien adentro, para ¨un camino a seguir por América Latina¨, como propuso alguna vez el novelista y periodista colombiano?

-Nada de eso–subrayó mi amigo-.Para descubrir un político en un escritor hay que escarbar mucho. García Márquez jamás abrazó ideología alguna, que no fueran las ideas que buscaba para sus libros. Era un hombre progresista como tantos otros en este mundo.

Cuando llegué a mi casa, me puse a revisar viejos recortes de prensa sobre el autor de Cien años de soledad, uno de mis libros preferidos.  Uno que publicó la prensa oficialista cubana en enero del 2001, me llamó la atención. Narra el Premio Nobel de Literatura cómo en una Universidad de Estados Unidos, sorprendió a un grupo de norteamericanos, estudiantes de Ciencias Políticas, cuando les preguntó: ¿Qué pensarían ustedes si yo les dijera que dentro de diez años Estados Unidos no existirá?

Según explicó García Márquez, al ver a los jóvenes tan  impresionados, no esperó por una respuesta, y formuló otra pregunta: ¿¨Cómo habría sido recibido el pronóstico de un escritor que hubiese anunciado previamente el descalabro del mundo comunista diez años atrás?¨

Sigo revisando recortes de prensa y choco con otro que guarda relación con esta historia. Se trata de la visita que hizo Fidel Castro a Irán, el 9 de mayo de ese mismo año.  En su conversación con el ayatola Alí Jamenei, Fidel Castro le dijo: ¨Irán y Cuba, en conjunto, pueden poner de rodillas a Estados Unidos. El régimen de Estados Unidos es muy débil, y estamos presenciando su debilidad muy de cerca¨.

Lo que respondió el guía de la República islámica es fácil de suponer. Pero, ¿por qué tanto García Márquez, como Fidel Castro, habían coincidido en las mismas apreciaciones, con pocos meses de diferencia?

Seguí buscando en mis recortes de prensa sobre Gabo y encontré otro que me dejó sin aire en los pulmones. Nada menos que la noticia del derribo de las Torres Gemelas de Nueva York, ocurrido el 11 de septiembre de ese mismo año. ¡A los cuatro meses de las dos historias, aquí contadas¡ Aún no comprendo por qué ese  recorte de prensa estaba incluido allí.

Hace unos días Gabriel García Márquez murió en la capital mexicana, donde vivió largos años.

Algunos cubanos piensan que menospreció la espléndida mansión –regalo de su amigo Fidel-, en un barrio de la ex aristocracia habanera y también a Cuba, la que a pesar de  poseer una empobrecida asistencia médica gratuita para la masa popular, cuenta con un hospital exclusivo en el Comité Central del Partido Comunista, provista de una tecnología de punta sólo para Fidel y Raúl Castro, que seguramente el Gabo hubiera podido utilizar.

¡García Márquez prefirió morir en un país capitalista¡ ¿Será mal visto acaso por los comunistas más recalcitrantes?

Este hombre, quien confesó que ¨la fama perturba tanto el  sentido de la realidad como el poder, seguramente descubrió antes de morir, que su amigo dictador siempre ha vivido en el limbo y que ha obligado al pueblo cubano a sobrevivir en ese mismo limbo.

Santa Fe, abril 2014

Nota: Artículos comentados: Un continente desaparecido, publicado el 30 de enero de 2001 en Juventud Rebelde.

Visita de Fidel Castro a Irán, mayo de 2001, Agencia Reuters y

Derribo de las Torres Gemelas, El Nuevo Herald, 11 de septiembre, 2001

 

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>