Publicado: Mar, 22 Abr, 2014

Asaltada por… los pelos

Pelo a precio de oro La Habana. En un hecho insólito acontecido la noche del pasado viernes 18 de abril en la barriada capitalina de Santiago de las Vegas, tres individuos asaltaron con cuchillos y tijeras a una joven de 21 años, a la que solo le arrebataron su negra y exuberante cabellera de aproximadamente un metro y veinte centímetros.

De acuerdo a la información ofrecida por la propia víctima, Laura Amaral, el atraco se produjo a las 10:30 PM en áreas de la terminal de ómnibus de esa localidad, en espera de un transporte hacia su domicilio, en el reparto Frank País, municipio Arroyo Naranjo.

Según relata, los atacantes la interceptaron con el pretexto de preguntarle la hora. Cuando se acercó a responder dos de ellos se le abalanzaron colocándole cuchillos sobre el cuello y el abdomen, mientras el tercero sacó unas tijeras y cortó bien pegado a la cabeza la extensa cabellera peinada en trenzas.

“Estaba atemorizada porque no tenía nada de valor que pudieran quitarme y temí que se sintieran frustrados, se los comenté y les pedí que no me causaran daño”, explica Amaral quien se llevó una sorpresa mayor que el susto cuando uno de los agresores replicó “eso crees tú, tienes más de lo que estábamos buscando”, y enseguida comenzó a cortar el cabello.

A pesar de las amenazas recibidas, Amaral acudió a la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) a levantar una denuncia, aunque no espera que las investigaciones prosperen mucho debido a la escasa información que pudo aportar a los agentes. En el sitio del asalto el alumbrado público se encontraba apagado y no alcanzó a ver el rostro de los bandidos.

“Tengo una cadenita de oro que evito usar en la calle precisamente por el problema de los asaltos, cada vez más comunes, y sin embargo por poco pierdo hasta la vida por causa del pelo que, para colmos, nunca antes me lo había recortado. Estoy traumada”, sentenció Amaral.

El pasaje violento sufrido por Amaral pone sobre aviso a las demás féminas que usan una cabellera pronunciada como atributo de belleza. En la isla existe un mercado donde una melena densa y bien cuidada puede alcanzar precios comparables con los del oro.

A Mariela Valdés, de 24 años, residente en Frank País, en más de una ocasión le han ofrecido 150 Pesos Convertibles –CUC, moneda que coexiste veinticinco más fuerte con la moneda nacional y que es valorada al cambio de uno por uno con el dólar estadounidense- por su cabello de casi sesenta centímetros de largo .

“Tengo a varias personas interesadas en comprarme el pelo, casi todas mujeres, no se si para negocio o para el uso personal”, asegura Valdés. “No quiero venderlo pero después de ver lo que le pasó a Laurita tengo los nervios a flor de piel, es como si en vez de pelo, llevara billetes de cien sobre la cabeza”.

Una peluquera particular de La Habana que emplea cerdas de cabello natural en diferentes técnicas estilísticas, destacó que según la calidad del pelo en cuanto a textura y brillo fluctúan los precios.

Señala que cuando necesita del material, paga hasta 100 CUC por 40 centímetros de cabello en óptimas condiciones, generalmente negro y rubio, colores más comerciables a la clientela que concurre a su establecimiento para solicitar, entre otros servicios, la confección de pelucas, implantes y extensiones.

Latest posts by Claudia Colon Valladares (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>