Publicado: Mar, 29 Abr, 2014

Fecons dejó sin esperanzas a los más necesitados

Antiguo hotel en La Habana La Habana. La X Feria Internacional de la Construcción (Fecons) de La Habana, celebrada del 8 al 12 de abril, cerrócon la participación de 162 firmas de 23 países. Su objetivo fue tantear posibilidades de inversión en Cuba yatraer capitales con la nueva Ley de Inversiones Extranjeras.

Feconsdejó sin esperanzas aquienes pensaron que sus problemas de vivienda hallarían respuesta, siquiera indirectamente. Pero los once sectores de inversión priorizados por el régimen no incluyeron la conservación del patrimonio inmueble de ciudades.

El arquitecto cubano José Antonio Choy (*), presidente de la Comisión de Arquitectura del recién concluido Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), puntualizó: “Existe la necesidad de definir e instrumentar las políticas acerca del entorno construido, que guíen tanto las acciones correspondientes del Estado y la Administración, como del sector no estatal”. Política inmobiliaria desatendida y mal enrumbada para los sobrevivientes del derrumbe de Lacret, entre Monrey y San Carlos, del capitalino municipio Diez de Octubre, a quienes la Feria dejó sin perspectivas.

-Rosario Álvarez, de 74 años, su nieta de 45 y el bisnieto de dos años, almorzaban cuando sintieron caer arenilla del techo. La madre saltó de la silla, agarró al pequeño y apenas pudo salir del comedor. El techo se desplomó con estruendo. Niño y madre sufrieron contusiones menos graves. La anciana falleció bajo los escombros. El hijo de Rosario no había regresado del trabajo para almorzar -cuenta una vecina.

Otro vecino apunta: -Habían denunciado el peligro de desplome en el Instituto de la Vivienda, Poder Popular, Partido. Arquitectura certificó el peligro. La catástrofe se veía llegar. Los funcionarios siempre dandocurvas (evasivas). Una brigada de la Construcción apuntaló la sala, pero dijeron que no había madera para el resto.

Los sobrevivientes medio amparados por Isis, hermana del propietario de la vivienda siniestrada, ahora comparten el minúsculo apartamento.

Caminar por La Habana es topar con demasiados vanos delatores dedesaparecidos edificios, mudos testigos de irrecuperable patrimonio de la nación.

Además existen aspectos cruciales que sobrepasan el físico de la ciudad.

La doctora Yolanda Wood Pujols (*) recalcó en el Congreso de la Uneac: “Hay pérdida de valores arquitectónicos y urbanísticos y valores sociales que van deteriorando al individuo en los espacios de relación que establece (…) construidos para vivir, y ese deterioro produce impactos en los sistemas de valores, (que) a su vez deterioran los sistemas de relación del hombre con ese entorno y entre los hombres mismos”.

El régimen alzó la consigna: Revolución es Construir en 1959. Hubo fiebre constructiva. La Lotería fue reconvertida para financiar la construcción. Se aprovechó la potente Industria de la Construcción (confiscada), incluidos experiencia, equipo y canteras. Aparecieron los populares barrios llamados Pastorita, (por Pastora Núñez, secretaria de Fidel Castro que les dio impulso). Otro ejemplo, la moderna barriada residencial de Habana del Este. Poco después comenzó el declive constructivo hasta que llegaron nuevos aires facilitados por la subvención soviética. Surgió Alamar, ciudad satélite de la capital. Pero se abandonó el resto del patrimonio citadinohasta el punto actual, agravado por viviendas y grandes edificios de siglos pasados que no reciben mantenimiento constructivo capital en más de cincuenta años y a la mayoría –hasta rascacielos- ni se les pasa la mano, expresado en la jerga de losconstructores. Pero Fecons y la Ley de Inversiones Extranjeras son otra cosa.

cosanoalen@yahoo.com

(16 de abril de 2014)

(*) Diario Granma,12 de abril de 2014

Latest posts by Reinaldo Cosano Alén (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>