Publicado: Mar, 8 Abr, 2014

Sólo pide justicia

Ramiro Valdéz, exministro del Interior La Habana. Era domingo y la sala de urgencias del Hospital se encontraba en calma. De súbito, un joven ingresa al local dando tumbos. Parece a punto de desmayarse. Un médico lo sostiene y exclama:

-¡Rápido, no podemos perder tiempo! ¡Al salón de operaciones!

Éste bien pudiera ser el inició de un relato de ficción, mas no es así. En realidad, resulta una concisa descripción del largo camino recorrido por Alain Dagoberto Acosta Rodríguez… luego de un incidente que bien hubiera podido costarle la vida.

Los sucesos

Era un 1 de julio del 2012. Alain vivía en Marianao, en la avenida 51 % 114 y 116 # 11419.  La casa que compartía con sus padres, su esposa y sus dos hijos era un hogar donde reinaba la paz,  sólo perturbada por algunas reparaciones que estaban realizando unos vecinos cercanos.

-Una pared que levantaron en terreno nuestro nos quitaba la ventilación,  por lo que decido  romper parte de la misma  para poder colocar una ventana -, nos cuenta Alain.

Ramiro Reyes, el vecino que había levantado la pared, al ver que Alain la estaba rompiendo,  busca al jefe de sector José Tamayo Tamayo. El gendarme intercedió para dejar la situación en manos legales  y dio su acuerdo al ofrecimiento de Alain de ir a recoger los  escombros que habían caído en el terreno de Reyes.

-Fue algo inesperado lo que ocurrió después – aseveró Yanet Kellin Cardoso, vecina de Reyes y de Alain-. Sin ningún tipo de ofensas, ni tan siquiera una pequeña discusión,  Reyes se abalanzo sobre Alain aprovechando que este  se encontraba arrodillado y lo apuñaló en el costado derecho.

Ante la gravedad de la herida, Alain fue trasladado al  Hospital Militar Carlos J. Finlay. Era necesaria una cirugía exploratoria de urgencias para determinar  el daño causado. Fueron dos angustiosas horas en la mesa de operaciones. Tras una minuciosa revisión de cada órgano alojado en la cavidad abdominal, se comprobó que el hígado había sido dañado.  Terminada la ardua tarea de los cirujanos, comenzaba la lenta recuperación de Alain.

Como recordatorio de la violenta agresión, llevaba en su cuerpo treinta puntos de sutura.

Luego de la artera puñalada, Ramiro Reyes se puso a disposición de las autoridades.  Y a su vez hizo una denuncia contra Alain, acusándole de Invasión de domicilio. Esto  provocó la detención de Mabel Amparo Rodríguez Romero, madre de Alain. Pese a no estar implicada en los hechos, permaneció encerrada siete días, tiempo en el que no pudo reconfortar a su convaleciente hijo.

Refiriéndose a todo lo ocurrido, comenta la esposa de Alain, Mileidys Sánchez Campanioni:

-Fue una bajeza…Casi me lo mata y luego cobardemente lo acusa. Además no ha respondido ante la justicia por lo que ha hecho.

Hasta el presente, no se ha efectuado juicio con el fin de determinar lo ocurrido. Solamente se aplicó una sanción,  imponiéndole a  los implicados (Alain y Reyes) $ 1000 de multa por alteración del orden público.

Se desconoce el actual paradero de  Ramiro Reyes.

Y el jefe de sector de policía,  Tamayo,  nunca más ha sido visto por el barrio.

Alain Dagoberto Acosta Rodríguez no puede hacer esfuerzos físicos y aun no ha podido superar el trauma emocional. Continúa  en espera de que se le haga justicia.

 

 

Latest posts by Vladimir Turro Paez (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>