Publicado: Mar, 8 Abr, 2014

Víctimas de derrumbe continúan viviendo en la calle

Campamentos en la calle La Habana. Unas 120 familias continúan viviendo en la calle, desde el pasado 28 de febrero, después de que fueran desalojados de un edificio en peligro de derrumbe. El inmueble, que se encuentra ubicado en la calle Oquendo # 308 entre San Rafael y San Miguel, barrio la Victoria, en el municipio Centro Habana, desde hace años se encontraba en pésimas condiciones.

Esta situación era conocida por varios organismos del Estado, tales como Vivienda Provincial, El partido Provincial, Atención a la ciudadanía, entre otros, los cuales hicieron caso omiso a las quejas de los vecinos.

Según cuentan Sandra López Berroa y Ángel Ulises Amelo Galán, víctimas del derrumbe, “en la madrugada del 28 se desplomó el techo de la caseta del elevador del edificio de siete pisos”. Luego del estruendo llegó la policía y los bomberos, e inmediatamente fueron desalojados todos los moradores con sus pertenecías.

“Decidimos quedarnos viviendo en la calle, frente al edificio, hasta que nos den una casa”, dijo Sandra, quien aseguró que ya algunos afectados del edificio han recibido vivienda en repartos capitalinos como Santa fe, Cojimar, Luyanó, Abel Santa María, Camilo Cienfuegos y San Agustín.

Cuenta también Ulises, que al ver que pasaba el tiempo y no se le daba solución de vivienda a los casos pendientes, entre todos decidieron crear campamentos con tablas, cartones y lonas, para protegerse de la lluvia y el frío. En estas condiciones hay personas asmáticas, niños, impedidos físicos, mujeres embarazadas y ancianos. Todos duermen bajo las estrellas.

“El gobierno sólo se ocupa de traernos desayuno, almuerzo y comida, que varía entre huevo cocinado en diferentes formas y picadillo de soja. De vivienda nada, sólo nos dicen que esperemos, y así llevamos casi un mes”, declaró Sandra.

“No entiendo nada, para nosotros no aparecen las casas. Sin embargo, para los oficiales del Ministerio del Interior, que ni siquiera son de la provincia, continúan construyendo más edificios”, agregó Ulises.

Según Ulises y Sandra, gracias a los vecinos de la cuadra en donde residen, es que disponen de luz eléctrica dentro de los campamentos improvisados: “Nos facilitaron cables eléctricos conectados desde sus viviendas. Además, ellos mismos nos dan agua fría para beber y nos dejan asearnos diariamente”.

La zona donde acampan estas personas se encuentra totalmente rodeada por efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), al igual que la entrada del edificio desalojado, y sólo se puede acceder a la cuadra en compañía de los que residen allí.

A pesar de enfrentar condiciones infrahumanas, todas estas personas que perdieron sus viviendas, aseguraron a este reportero que mientras no se les facilite un lugar para vivir tranquilamente, no abandonaran las casas de campañas fabricadas por ellos.

 

Latest posts by Vladimir Turro Paez (see all)

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. Lola dice:

    Buenas, me gustaría saber en que condiciones están estas personas a día de hoy. Conocí hace poco a una mujer en la Habana y me dio una carta para enviar, cuya dirección de respuesta es esa.
    Gracias

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>