Publicado: Mar, 3 Jun, 2014

Abacuá, machismo y violencia

Abakuá La Habana. La creciente conducta antisocial enmascarada detrás de una mal interpretada práctica religiosa Abacuá resulta un grave problema social actual.

Familiares y amigos del joven Abacuá de veintitrés años, de Guanabacoa, asesinado hace dos años en el entronque de Vía Blanca y Carretera a Barreras, Habana del Este ejecutan una ceremonia religiosa por su alma cada mes en el lugar donde murió atacado por dos jóvenes emboscados cuando regresaba a su casa en moto con la novia tras divertirse en una discoteca.

Relatos de prisiones cuentan de ataques de reclusos Abacuá contra otros reclusos. Los victimarios cumplen venganza por encargo de familiares o amigos de la secta que se consideran agraviados.

Carmela Miranda, madre de Juan, de 17 años, de Marianao, La Habana, está preocupada por la extravagancia de su hijo en el vestir, ciertos tatuajes y otros signos que ella no entiende –Írimes, “muñequitos”, dioses) tatuados en el cuerpo del hijo. Trata de justificar el cambio de actitud del hijo con un “Bueno, es la moda”. Más la preocupa “los otros jóvenes abacuá con quienes se junta Juancito, en guaperías por las calles. Eso le traerá problemas”.

Un iniciado en plante Abacuá tiene que realizar algún acto de violencia contra cualquier persona para demostrar su valentía y hombría para ser aceptado en la congregación.

El declive de las costumbres concatenado con esas prácticas está exacerbado por patrones de canciones y filmes como lo retrata el popular regatón “De pi a po” de Babylores e Insurrectos. Con lenguaje soez, discriminatorio, deshonroso contra la mujer, se refiere a cierta chica (jinetera) y a su amante (proxeneta) de insulto en insulto según se aprecia en esta ¿estrofa?:

“/No te estés haciendo la del banco/toda la vida fuiste una pasmiche*/ahora porque te casaste con el blanco/si tú eres fanática a los niches**/todo lo que te regala el europeo/te lo tiene controlado el guapo/por eso es que te tiene puesto el deo***/mi china**** tú eres hija del maltrato/”.

[* Sin un centavo. **Niches, negros. Puesto el deo (dedo) encima, chantajeada].

O la telenovela, demasiado realista, “¡Oh, La Habana!” En escalofriante escena el personaje Adarico persigue cuchillo en mano a Taimí para matarla mientras le espeta en lenguaje Abacuá estas palabras: “Akua embori aborequí ñangué” (“El que la hace, la paga”).

Crece el número de hombres -la confraternidad desde sus orígenes no admite mujeres ni homosexuales- sobre todo jóvenes que se hacen Abacuá.

Curiosamente un nuevo plante en aumentollamado Justi Sallán (Justo y Consciente) está integrado solo por varones homosexuales.

Del Abacuá existe la imagen de violencia física y moral a ultranza, especialmente entre jóvenes en La Habana que responde a paradigmas de conductas discriminatorias, frustraciones, machismo, falta de perspectivas de futuro en una sociedad disfuncional. También por desconocimiento del pensamiento original Abacuá.

Recuerda Juan Mesa, de 83 años, del capitalino municipio Regla, nacido entre abacuás –también llamados ñáñigos o paleros-, que su confraternidad surgió precisamente en Regla en 1836. Los integrantes fueron criollos descendientes de esclavos, unidos secretamente, con aportes africanos, peninsulares y chinos para luchar por emanciparse de la esclavitud. Fueron perseguidos por las autoridades coloniales, estigmatizados con el apelativo ñáñigo.

La sociedad Abacuá, única en América, tuvo preeminencia también en Cárdenas y en Matanzas puerto de arribo de miles de esclavos.

Mesa puntualiza la acción patriótica desarrollada por la confraternidad en el pasado como en el intento de cinco negros abacuá que intentaron rescatar a los ocho jóvenes estudiantes de Medicina que fueron fusilados en La Habana, acción por la que los abacuá fueron descuartizados. O la conspiración antiesclavista liderada por el liberto José Antonio Aponte que le costó la vida y a sus seguidores.

Recuerda que grandes íconos cubanos del pasado fueron abacuás como Miguel Faílde, creador del primer Danzón -Patrimonio Inmaterial de Cuba-; el violinista Claudio Domingo Brindis de Salas, llamado el Paganini Negro; el músico y rumbero Ignacio Piñero; el músico Chano Pozo y el pelotero universalmente grande Martín Dihigo.

Mesa deplora el deslave y deformaciones sociales de las últimas décadas.

cosanoalen@yahoo.com

 

 

 

 

 

 

Latest posts by Reinaldo Cosano Alén (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>