Publicado: Mar, 17 Jun, 2014

Cómo interpretar los cambios (I)

El transporte público requiere de una súper inversión La Habana. En este artículo, presentado en dos partes, se lleva a cabo el análisis de algunas de las posibles variables que motivaron al gobierno cubano a establecer un nuevo régimen de negocios, y como colofón de su remodelación del sistema de gobierno, la novedosa “Ley de Inversión Extranjera”.

Parece recurrente con la situación catastrófica de la economía en Cuba, que está en recesión total. Esto es reconocido públicamente por las máximas instancias del gobierno en la isla:

-Ni las empresas estatales, ni los cubanos que aquí residimos contamos con los recursos suficientes para lograr el crecimiento de la economía que se requiere para poder alcanzar el nivel de desarrollo que necesitamos y poder distribuir entre todos los beneficios y el bienestar deseados… -, declararon Deborah Rivas, directora general de Inversión Extranjera en el MINCEX y Armando Cuba, director jurídico de dicho organismo.

Con ello queda corroborado que la economía cubana navega en aguas turbulentas y se apoya en frágiles bases. Por ejemplo, un importantísimo factor económico como el PIB (Producto Interno Bruto) del país continúa sin recuperarse de los impactos de la crisis internacional. En 2013, la riqueza de la nación apenas creció el 3%. La isla ostenta un déficit fiscal crónico (-3,6% en 2012) y una deuda externa creciente (US$ 26 mil millones), la cual representa aproximadamente el 29% del PIB.

Esto compulsa urgentes cambios de carácter total en la economía cubana y a su vez transmite un mensaje subliminar a las economías del hemisferio: ¡Reconocemos que el sistema de planificación centralizada que se ha tenido hasta el presente no funciona! ¡Inviertan en Cuba!

El gobierno ha dotado al país de nuevas normas jurídicas, garantías económicas y una arquitectura institucional que agrade a los inversionistas privados. Al mismo tiempo, se torna decisivo “adaptar” el aparato estatal a las nuevas condiciones., sobre todo en lo que se refiere a la previsión social, educación, salud y viviendas públicas. En una palabra: en un típico ajuste neoliberal con visajes sociales, se desmonta el aparato centralizado de dirección, aunque se conserva todavía el romanticismo de décadas pasadas en torno a los “logros de la revolución” y su sistema político.

El enfoque es el mismo en todos los discursos o alocuciones de los directivos del gobierno de la isla en los diferentes foros dentro y fuera de Cuba, ¡queremos que nos ayuden a cambiar y estamos dispuestos a ceder en casi todo….?!

Muchas son las teorías en torno a los cambios económicos que se manejan entre los analistas de la isla y la comunidad foránea, como por ejemplo:

1-Una modelación de la economía con una clara incursión desde y hacia los mercados de consumo (CAPITALISTAS) (Lo que está realizándose).

2-Flexibilización de las políticas tradicionales seguidas durante más de 50 años; aperturas reales a la inversión extranjera en la isla; amplias facilidades para la apertura de empresas de capital mixto y cooperativas de trabajadores (Lo que está realizándose).

3-Paquete de reformas que busca viabilizar el desarrollo capitalista en Cuba, así como una terapia de choque que promueva una definitiva transformación de gestión tanto en las empresas del Estado como en la máquina estatal (lo que está realizándose, aunque muy lentamente).

4-Desarrollo acelerado de las zonas económicas exclusivas mediante la inyección de altas inversiones extranjeras, así como atractivas ofertas para medianos y grandes capitales, con excepcionales prebendas muy convenientes y leyes de respeto a la propiedad y al capital generado (por ahora sólo llevándose a cabo en Mariel).

5-Creación y puesta en marcha una nueva “Ley de Inversión Extranjera” (ya aprobada, mas aun sin poner en práctica).

Pese a todo lo anterior, pueden ilusionarse los demócratas del mundo conque lo antes señalado serviría de acicate para futuros cambios o transformaciones de carácter político. Quizás ese pudiera ser el sentido que quiera transmitir el gobierno cubano tras estas nuevas corrientes de reordenamiento y aperturas.

Sin embargo, es conveniente recordar que todo lo que promueva un acercamiento a nuevas formas de ingreso de capital, y que se contemple como transformaciones en la Cuba de hoy, está siendo muy bien visto por casi todos los que, de una u otra manera, desean tener un protagonismo en la Cuba del mañana como inversionistas mayoritarios en un mercado que hasta hoy día a permanecido prácticamente virgen.

A nuestro criterio, éste es el mensaje que en el presente se transmite por parte de los órganos oficiales del poder en Cuba ¡hoy cambiamos el sistema económico, y mañana….!

Pero la verdad pudiera ser otra, bien distinta….

(Continuará)

 

 

Latest posts by Roberto E Diaz Vazquez (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>