Publicado: Dom, 20 Jul, 2014

BRICS, CELAC y Mariel

 

Terminal de Contenedores del Mariel La Habana. En el año 2001 surge la idea de crear un espacio de unión que reuniese las principales economías emergentes, que pronto se denomina BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Como resulta lógico, el gran formulador de esta idea fue Rusia. Entre sus bases fundamentales, esta integración contemplaba la inversión en países en vías de desarrollo, pero con excelentes posibilidades de lograr un despegue vertical hacia la competencia. Este fue el propósito visible del BRICS, pero había más…

Para el año 2012 se inician las jugadas estratégicas para la creación de un banco con fondos comunes que le permita al BRICS lidiar con el dólar estadounidense en los espacios económicos internacionales. También comienza a valorizarse el yuan chino en las bolsas de Asia, y finalmente en el año 2013 se materializa el banco del BRICS. Con su surgimiento, además de crear una seria distorsión en el mundo financiero y bursátil, también fomentó las bases para un nuevo tipo de guerra, la que tendría como escenario fundamental los espacios perdidos por la ausencia de visión lógica de los gobiernos de derecha hacia sus respectivas poblaciones.

En la Iberoamérica del presente se conforma el nuevo campo de confrontación al que acuden las grandes potencias (algunas de ellas emergentes), a fin de consolidar posiciones de fuerza dentro de un vasto territorio con ingentes recursos humanos y materiales.

Con tal perspectiva, no debe sorprendernos que países como Venezuela, Ecuador, Bolivia y Cuba busquen espacios de integración con algunas de las economías emergentes más importantes en estos momentos. Por esta razón, en sentido específico analizaremos como objetivo estratégico el occidente de la isla de Cuba, en particular la zona especial de desarrollo del Mariel.

Para los entendidos en la materia, allí se aúnan una serie de factores de carácter económico que son clara muestra de cambios en el actual orden económico cubano. Sin embargo, la mayoría de la denominada oposición política interna cubana lo considera un proceso de oxigenación del gobierno para aumentar sus posibilidades de permanencia. Además, significa una estrategia dirigida hacia futuras alianzas con potencias que conlleven un control no sólo más absoluto del país en el ámbito económico, sino de la sociedad en su conjunto mediante el condicionamiento constante de ese futuro.

América Latina y su espacio de integración económica, la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) resultan muy atractivos para los integrantes del BRICS. Además las excelentes posibilidades de inversión, también lo es por su muy conveniente posición geográfica.

La CELAC, como organismo de integración con una mayoría de corte izquierdista o pro izquierdista, en poco tiempo podría convertirse en la punta de lanza que utilicen las potencias emergentes para un acercamiento a las fronteras naturales de las naciones del norte, y como resulta lógico, esta posibilidad el régimen de La Habana no la dejara pasar fácilmente.

Al parecer, en el presente el BRICS está apostando fuerte por un espacio de privilegio en el Mariel. Esto nos lleva a una pregunta obligatoria: ¿está el BRICS realmente interesado, o simplemente considerando las ventajas de la posición geográfica que posee esta zona, tan estratégicamente situada?

Localizada en el centro de la ruta comercial de las Américas y el Caribe, en un radio aproximado de 1 000 millas alrededor de Mariel se encuentran 32 puertos pertenecientes a 17 países de la región, permitiendo ubicar en tiempo record mercaderías de todo tipo en sus destinos desde el fondeadero cubano.

La cercanía del mega-puerto del Mariel y su zona de desarrollo dirigida hacia a estados del Sur de los Estados Unidos de América (definido en color rojo). Nótese que la apertura del puerto del Mariel es convergente con los estados de Florida, Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia, Virginia Occidental, Maryland, Delaware, Alabama, Kentucky, Mississippi, Tennessee, Arkansas, Luisiana, Oklahoma y Texas.

Su ubicación resulta muy conveniente para un futuro cercano en las aspiraciones de un levantamiento del embargo estadounidense a Cuba. Permitiría al gobierno de la isla y a los socios comerciales que se sumen al proyecto acceder a los mercados más deseados del planeta. Además, en un tiempo no muy lejano (si no lo está haciendo ya a través de terceros), garantizaría grandes inversiones de los EUA en este polo comercial o en cualesquiera de los otros que se están planteando en la mayor de las Antillas. Esto permitiría a los inversores pujar fuerte en la competencia desde y hacia los mercados de Centro y Suramérica, ubicando mercancías en sus destinos con horas de diferencia y costo mínimo de flete y estadía.

Mas no todo este andamiaje se mueve sólo en un sentido comercial o económico. Existen otras razones tras los espacios de inversión. Por ejemplo, ¿qué pasaría si Rusia consolidase un lugar privilegiado en esas futuras inversiones en Cuba? ¿Podría fortalecer de igual manera una posición estratégica no únicamente desde Cuba, sino también desde Centroamérica?

Para finalizar, tengamos en cuenta que Rusia perdió su posición como súper potencia a partir del cese de la llamada “Guerra Fría”, y que sumado a esto, los Estados Unidos ganaron aliados muy convenientes e importantes en el entorno de su antiguo antagonista, cercándolo no sólo con otra ideología sino también con bloques de integración regionales que responden a sus particulares intereses, como por ejemplo la Unión Europea.

 

 

 

 

 

Latest posts by Roberto E Diaz Vazquez (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>