Publicado: Mar, 8 Jul, 2014

Caracol africano, otro enemigo en campaña

caracol_africano La Habana. En mayo pasado, vecinos del Consejo Popular Felipe Poey Aloy, en el municipio Arroyo Naranjo, detectaron en los patios de la barriada la presencia de un extraño caracol. Los especialistas del Departamento Provincial de Higiene y Epidemiología de La Habana lo identificaron como una variedad invasiva de molusco alóctono, un vector de parásitos mortal para el organismo humano y animal.

Según informaron directivos del Departamento de Higiene y Epidemiología del Policlínico Los Pinos y otros doctores pertenecientes al sistema de atención primaria de la zona, se trata de una especie originaria del continente africano conocida como “Caracol Gigante Africano” (Achatina Fulica). En la saliva que desprende hospeda y transmite a las personas a través de las uñas y lesiones en la piel, entre otros, dos parásitos que se alojan en el cerebro y los pulmones produciendo en menos de 72 horas patologías fatales como isquemias cerebrales, meningo encefalitis y paros en el sistema respiratorio.

Aunque no se han reportado enfermos, las autoridades sanitarias lo consideran tan peligroso que orientan a la población de manera obligatoria usar guantes para su captura, y después desecharlos preferiblemente incinerados. Aún se estudia el abanico de enfermedades que transmiten estos animales.

Los moluscos, aseguraron los encargados de sanidad en el área, fueron transportados desde Nigeria con fines religiosos por un ciudadano cubano que reside en la manzana comprendida en las calles 6ta, C, 5ta y B de Poey. Poco a poco fueron apareciendo en patios aledaños hasta que un vecino se percató que devoraban plantas de incluso corteza dura y salió en busca de ayuda especializada. Se cree que no se han logrado esparcir fuera de la manzana, en la que ya se capturaron más de 50 ejemplares.

De acuerdo a la descripción del Jefe de la Campaña contra los Vectores en el Policlínico Los Pinos, el sobrenombre de Gigante Africano se debe a su tamaño. Con la concha en forma de cono puede llegar a medir más de 30 centímetros de largo y 10 de diámetro. Su hábitat se localiza en lugares húmedos de escasa vegetación y posee brillantes colores veteados en carmelita y negro, haciéndolo, se advierte, atractivo a los ojos humanos para el ornamento, lo que por desconocimiento constituye un factor de riesgo. Vectores

El Jefe del Departamento de Higiene y Epidemiología del propio Policlínico, explicó que la sal es la única sustancia conocida capaz de eliminarlo, pero también se puede exterminar quemándolo. La orientación provincial mientras se buscan alternativas es erradicarlo extrayendo ejemplar por ejemplar, sin embargo, por los hábitos y capacidades reproductivas parece una tarea compleja.

El enorme caracol, a pesar de vivir en la superficie, anida bajo tierra a más de diez metros de profundidad, donde deposita poco más de mil huevos con una tasa de fecundidad por encima del 80 por ciento.

Además de las pesquisas, el sistema de salud local se enfoca en instruir sobre el tema a la población enclavada en el área contaminada. A la vez monitorean sistemáticamente en los hogares el estado de salud de las personas y aseguran contar con personal debidamente calificado para enfrentar un probable caso de contagio de alguna de las enfermedades transmitidas por el caracol.

Algunos médicos que laboraron en el exterior, refirieron conocer las características del molusco que hoy también se puede hallar en naciones suramericanas como Venezuela, Brasil y Argentina.

 

 

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>