Publicado: Mar, 1 Jul, 2014

Palma Soriano: abasto de agua una vez al mes

Palmero sin agua Santiago de Cuba. En reciente visita de una semana al municipio santiaguero Palma Soriano, se pudo constatar la terrible situación del agua que se vive en esa ciudad de la provincia Santiago de Cuba. El suministro de agua potable llega a las casas solamente una vez al mes, y según la capacidad de almacenaje que los ciudadanos puedan propiciarse, será la tranquilidad de sortear los 29 días restantes del mes sin el preciado líquido.

A pesar de los inventos de tanques y cisternas para guardar agua y paliar la sequía, el agua irremediablemente se acaba y entonces los palmeros tienen que acudir a las pipas (camiones cisternas), que cuestan de 100 a 150 pesos (4 a 6 dólares) el viaje, suma considerable para los exiguos salarios que perciben los ciudadanos. A veces se recoge el dinero entre varias casas y se reparten la pipa, pero cuando una familia no cuenta con presupuesto, tiene que acudir a la caridad de los vecinos para que les regalen cubos de agua para bañarse y cocinar.

Tal vez la propia escasez de agua que padece el municipio y las malas condiciones sanitarias innata a esa penuria, sean la principal razones del brote de cólera que actualmente azota la ciudad y ya ha provocado muertos. Por este motivo las autoridades de salud pública orientan hervir el agua de beber, prohíben bañarse en los ríos o utilizar su agua, altamente contaminada.

Esa difícil situación con el agua que presenta Palma Soriano ya pasa de un año. Los funcionarios del Poder Popular, respondiendo a las quejas de los electores. alegan que el problema es debido a reparaciones en las tuberías del acueducto, pero nadie ha visto brigadas de trabajo laborando en ningún tramo y dudan que ese sea la verdadera justificación del agua una vez al mes.

Pedro Figueredo, activista de los Derechos Humanos y miembro del Frente de Línea Dura y Resistencia Orlando Zapata Tamayo, dijo que “el problema es que no tienen agua para darle al pueblo y tampoco quieren, o no pueden, pues es una inversión muy costosa llevarle el agua a toda Palma, y el Poder Popular no cuenta con presupuesto”.

Mientras tanto los palmeros tratan de almacenar toda el agua que puedan el único día de abasto al mes, y son felices cuando pueden llenar los tanques al tope. Luego comenzará una carrera de descuento, donde cada gota de agua es decisiva y viven con el sobresalto diario de levantarse un día sin el preciado líquido.

 

 

 

 

Frank Correa

Frank Correa es periodista independiente y miembro de APLP

Latest posts by Frank Correa (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>