Publicado: Mie, 13 Ago, 2014

Avatares transporte público

 

IMG_0015 La Habana. Cada viaje diario es arriesgado y costoso para los cubanos del extremo occidental

La Habana. Cerca del 70% de la poblaciónde Pinar del Río reside en zonas rurales, lejos de la mayoría de las instituciones, bancos, comercios y oficinas de servicios que se ubican en la ciudad del municipio cabecera, Pinar del Río, donde también radican las sedes provinciales del Partido Comunista de Cubay la Asamblea del Poder Popular.

A diario, cientos de personas están obligadas a recorrer largas distancias, hacinadas a bordo del escaso transporte que garantiza el gobierno, ya sea para trabajar, estudiar, consultar un médico, etc. Los campesinos se quejan de que el transporte público es caro, con una frecuencia de recorridos muy baja e inseguro para los viajeros.

Ciudadanos como Leticia Quintana, de 38 años, residente en el reparto El Corojo,municipio San Luis, aseveran que los problemas empezaron desde que los vehículos particulares sustituyeron a los estatales en las rutastradicionales. En 2010, por falta de ómnibus del Estado, la administración del gobierno provincial autorizó la contratación masiva de transportistas particulares para cubrir las rutas desde la Terminal Provincial hacia los municipios. Desde entonces aumenta el número de usuarios lesionados en accidentes previsibles, sin que las autoridades competentes anuncien medidas de protección.

El parque de vehículos privados que entró a circularse compone absolutamente de camiones y camionetas de fabricación norteamericana de la primera mitad del siglo XX, con estructuras de acero adaptadas para la transportación de pasajeros, y forradas con toldos que sirven de refugio contra el sol y la lluvia. En la parte trasera poseen una larga escalera metálica que constituye el punto de acceso.

Una trabajadora de la oficina de Información de la Terminal Provincial confirmó que los particulares contratados ejecutan ocho de cada diez viajes de las rutas intermunicipales, y que todos los meses se registran más de 15 accidentes. Reiteradamente llegan reportes de usuarios que caen de las escaleras intentando subir o abandonar el medio de transporte con el vehículo en marcha.

Kirenia García, del municipio La Coloma, afirma que intentando colectar la mayor cantidad posible de dinero, los propietarios atestan los carros de personas hasta que literalmente no queda espacio entre unos y otros. En esas condiciones transitan varios kilómetros con viajeros colgados de las escaleras, a menudo menores de edad que van o regresan de estudiar en la ciudad.

García teme por la seguridad de sus dos hijos, de 12 y 14 años respectivamente, quienes no tienen otra alternativa que el transporte público para asistir a la escuela.

Cuando se van en la mañana me quedo con zozobras” –comenta.- “Ellos vienen de regreso en la tarde, que es el horario de mayor demanda, y como a veces transcurren más de cuatro horas sin que pase ningún recorrido, la gente no quiere quedarse botada en la calle, así que se empujan y se pelean a la hora de subir al camión. Primero suben los más fuertes. Mis hijos casi siempre montan en lo último de atrás o agarrados de las escaleras”.

García conoce al menos tres compañeros de sus hijos que se han caído de las escaleras del camión y se han lastimado con el asfalto. También señala que una señora de 65 años, vecina suya, tuvo que tirarse a la cuneta para no pasarse de parada y se rompió una pierna.

Si complicado es subir, más complicado es bajar, porque después que los dueños llenan el camión y salen de la ciudad, ya no tienen interés en parar. Por eso las paradas estén llenas. Para no pasarse de su parada y tener que regresar caminando tres o cuatro kilómetros, a veces la gente vigila cuándo aminora la velocidad para entonces lanzarse”, relata.

Según asegura, de esa situación se evitan los comentarios oficiales, aunque las personas se quejan incesantemente ante los Delegados del Poder Popular y funcionarios del Partido Comunista en la provincia. Ella opina que para el Estado es más importante el vacío que les llenan los transportistas privados.

Señalando más inconvenientes, Zobeida Arce destacó la alta tarifa del servicio, establecida en el precio fijo de $5.00 pesos moneda nacional para todas las distancias, el equivalente a 0.25 centavos de dólar.

No parece una complicación, pero siendo el transporte público la única vía que prácticamente existe en la provincia para recorrer distancias considerables, quienes tienen que viajar con frecuencia terminan dedicando el salario mensual, y aún más,en pasajes de camión.

Trabajadora de la industria tabacalera, Arce percibe un altísimo sueldo que generalmente supera $1000.00 pesos al mes (40 dólares). Sin embargo, solo le alcanza para costear su pasaje al trabajo y el de sus tres hijos a la escuela. El monto total de esa operación se equipara con el dinero que recibe por trabajar más de ocho horas diarias durante todo el mes.

Mi esposo y yo tenemos que hacer malabares para mantener el hogar porque la mitad del dinero que nos entra se va en pasaje. Es un abuso pero, ¿quién no sabe eso? La gente habla y se queja pero la vida sigue igual”, concluyó Arce.

 

Latest posts by Claudia Colon Valladares (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>