Publicado: Mar, 12 Ago, 2014

Evolución de Cuba en libertad de expresión

Esta entrada también está disponible en: Inglés

7188205504_bfccdd1035_z

Imagen de Michele Solmi

(infoamérica.org) La evolución de Cuba en materia de libertad de expresión es mínima. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, sostiene que es el único país de América donde no existe tal libertad y donde hay más periodistas encarcelados por motivos profesionales. A mediados de junio, el Committee to Protect Journalists (CPJ) hizo un llamamiento al Consejo y a la Comisión Europea para que, dentro el marco de los acuerdos fijados por la Unión Europea a través de los que se levantaban las sanciones i mpuestas a Cuba si el país mejoraba en materia de derechos humanos, tomaran medidas concretas que permitieran la liberación de los informadores presos y garantizaran la libertad de prensa. Lejos de esta voluntad, un nuevo periodista fue encarcelado en 2009.

El informe de la OEA, como viene siendo habitual en sus últimas ediciones, categoriza los problemas que condicionan la libertad de prensa en el país gobernado por Raúl Castro.
Detenciones
En Cuba continúa habiendo más de una veintena de periodistas presos (22 según el CPJ, 23 de acuerdo con los datos de Reporteros Sin Fronteras y 27 para la Sociedad Interamericana de Prensa), algunos de ellos muy deteriorados físicamente. En su mayor parte permanecen entre rejas a causa de los acontecimientos sucedidos en la llamada ‘Primavera Negra’ en marzo de 2003, que finalizaron con decenas de disidentes políticos en la cárcel.
El 1 de marzo, informa la CIDH, Roberto de Jesús Pérez Guerra, director de la agencia independiente Hablemos Press, fue detenido e interrogado acerca de la aparición de carteles anticastristas en La Habana. Otro reportero de esta agencia, Alberto Santiago Du Bouchet, fue condenado a tres años de cárcel por gritar consignas contra el Gobierno en la calle. El 12 de mayo, mediante un juicio sumario en el que no pudo contar con la representación de un abogado, fue sentenciado a 18 meses de prisión por desacato y distribución de propaganda enemiga. María Nélida López Báez, del Centro de Información Hablemos Press, pasó tres días en la cárcel en mayo.
Pablo Pacheco Ávila, sentenciado en 2003 a 20 años, gozó de 24 horas de permiso por buena conducta.
Reporteros sin Fronteras rescata el caso de Darsi Ferrer, médico y periodista que comenzó una huelga de hambre después de cumplir 80 días de prisión preventiva.
Restricciones al uso de Internet
El control de las transacciones comunicativas en la red es, posiblemente, el principal mecanismo de coacción contra el derecho a la libertad de expresión de los cubanos. La Relatoría insiste en su preocupación ante las restricciones al acceso a la información, cotejadas, por ejemplo, en la complejidad para obtener datos sobre la situación de la libertad de prensa a través de fuentes plurales.
Cuba es uno de los países donde resulta más difícil acceder a Internet. El CPJ afirma que tiene el índice más bajo de penetración de toda América. La Oficina Nacional de Estadística sostiene que el 13% de la población puede acceder a la red, aunque los informadores independientes aseguran que la cifra que ofrece al Gobierno es exagerada. Internet está disponible en cibercafés y en hoteles, pero es caro y, en ocasiones, difícil de encontrar.
A pesar de las barreras técnicas y legales para navegar en internet, el número de blogueros ha crecido exponencialmente, aunque todavía es pequeño. Los usuarios se encuentran con otro problema añadido: la cancelación de sus bitácoras si son críticas con el régimen.Las organizaciones independientes que monitorean la libertad de prensa en Cuba hablan de la existencia de unos 25 blogs independientes, periodísticos, y 75 de carácter personal o familiar. La organización oficialista Unión de Periodistas de Cuba (UPC) contabiliza, además, otros 200 blogs gestionados por comunicadores afines al régimen y que operan con permiso de La Habana. Por ley, los proveedores de servicios deben bloquear el acceso “a sitios cuyos contenidos sean contrarios al interés social, la moral y las buenas costumbres; así como el uso de aplicaciones que afecten la integridad o la seguridad del Estado (…) y acatar por parte de los Proveedores las disposiciones emanadas de los Órganos de la Defensa del país ante situaciones excepcionales, así como para la realización de tareas impostergables para el aseguramiento de la defensa y seguridad del estado”. Si no cumplen pueden perder su licencia para operar.
La Comisión informa también de la negativa de la administración de Raúl Castro a la bloguera Yoani Sánchez para que viajase, el 14 de octubre, a Nueva York a recibir el premio “María Moors Cabot 2009” de la Universidad de Columbia. Es la cuarta vez que el Gobierno le niega a Sánchez la posibilidad de abandonar el territorio cubano.
Agresiones y amenazas
La disonancia con los preceptos gubernamentales derivó en amenazas y agresiones físicas contra varios periodistas por parte de las fuerzas de seguridad. Entre los atacados se encuentran la propia Yoani Sánchez, Álvaro Yero Felipe, los blogueros Luis Felipe González Rojas y Yosvani Anzardo Hernández o el argentino Javier Ceriani, expulsado de manera violenta del concierto ‘Paz Sin Fronteras’ del cantante colombiano Juanes.

Observatorio Interamericano de Libertad de Prensa/2009

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>