Publicado: Mie, 27 Ago, 2014

Veye Yo y los dibujos de un espía preso

Foto tomada de Internet Miami. Cucarachas, un rollo de papel sanitario y un tablero de ajedrez, entre varios dibujos, formaron parte por estos días de la problemática política cubana en el escenario miamense. La muestra de quince pinturas realizadas por Antonio Guerrero, convicto por cargos de espionaje en Estados Unidos, desató la polémica en la llamada capital del exilio cubano. Y no era para menos teniendo en cuenta la atención de los medios ante el acontecimiento de que un integrante de la red Avispa expusiera su obra en una galería de Miami.

Las protestas para que la exposición fuera cancelada contaron en un inicio con un triunfo aparente cuando Sweat Records, una galería ubicada en el Pequeño Haití, suspendió la exhibición. Tom Baumann miembro del Partido Socialista de Trabajadores de Miami y promotor del evento, alegó que los dueños del sitio habían recibido varias llamadas amenazadoras y la visita de extraños fotógrafos. Pero la victoria de los oponentes fue breve. El Veye Yo, otro local ubicado a pocas cuadras del primero, abrió las puertas para acoger los dibujos de Guerrero. El centro comunitario haitiano se mantuvo firme pese a la presencia de un grupo de exiliados que manifestaron su repulsa a la realización del show artístico y contra los que acudían a verlo.

La noticia fue presentada por Notimex y otras agencias destacando más que la calidad de los dibujos el hecho de que la muestra Yo me muero como viví (título de una canción de Silvio Rodríguez que expresa un acto de reafirmación) se presentara en medio de protestas y aplausos en pleno corazón de Miami. La apertura contó con la presencia de Max Lesnik y fue visitada por cientos de personas según reportaron los medios de prensa. El director de Alianza Martiana, ferviente vocero del castrismo, manifestó su admiración hacia el preso a quien calificó de ¨héroe” y “patriota anti terrorista injustamente encarcelado”.

¿Fue realmente una derrota para los patrocinadores de Guerrero la dejación hecha por los dueños de Sweat Records? ¿O realmente resultó que el sitio escogido inicialmente no se correspondía con las expectativas de La Habana para montar un acto de vuelo político? Mientras Lauren Reskin, dueña de Sweat se define como una joven artista dedicada a difundir la música, en particular la conocida como rock indi, su compañero y manager del negocio Jason Jiménez- mitad sueco y mitad mexicano- presenta su perfil de empresario inspirado que cultiva el género de música electrónica dubstep. Un ambiente colorido friki totalmente ajeno al tema que se esconde tras la exposición pictórica. En este caso la vecina galería Veye Yo tendría mejor entorno ambiental para las obras de un luchador de las causas nobles condenado injustamente por las leyes del Imperio. Las llamadas amenazantes que culminaron con la renuncia de los primeros expositores más bien resultaron una conveniente salida para llevar al evento a un sitio más acorde al carácter de su contenido.

La galería Veye Yo donde finalmente se celebró la controvertida exhibición es a la vez el centro de una organización de derechos humanos y laborales fundada en 1979 por el sacerdote católico haitiano Gerard Jean Juste. La frase creole que da nombre al sitio y que puede traducirse como Nosotros los estamos observando, recuerda el fin para el que fue creado por el padre Juste, miembro de la Teología de Liberación y destacado luchador por los derechos cívicos y políticos en su país. Enfermo de leucemia fue trasladado a Miami para recibir tratamiento. En la ciudad floridana muere en el 2009, dejando a la comunidad de emigrantes sus palabras como una suerte de confortación: “No lloren cuando yo muera. Permaneceré por siempre con todos ustedes” ¿Acaso podía haber otro ambiente mejor para levantar la bandera de los Cinco que este lugar? Las supuestas llamadas de protestas solo consiguieron que el rumbo de la muestra girara hacia el lugar indicado y de paso se creara la atmósfera intolerante que tanto gustan mostrar en La Habana.

Y mientras los medios oficiales del gobierno cubano se regodean en las muestras de intransigencia del exilio omiten decir que las acuarelas causantes de la protesta han sido exhibidas en varias ciudades norteamericanas y de Europa. O que el promotor de la reciente muestra es un miembro del Partido Socialista de Trabajadores de Miami. O que en la sede principal de FIU miembros de la asociación Pathfinder repartieron en el 2008 postales que debían ser enviadas a Obama pidiendo la excarcelación de los Cinco. Claro que ninguna de estas imágenes sirve para mostrar otro rostro diferente al del lobo feroz- que no lo es tanto- difundido en los medios oficiales de Cuba.

En definitiva si algo bueno podía sacarse de esta exhibición que molesta justamente a una parte todavía notable del exilio, es que en la isla la gente sepa que un preso condenado por espiar en Estados Unidos a favor de un país enemistado tiene la posibilidad de montar desde la cárcel su obra pictórica. No solo crearla, sino exponerla con el despliegue de los medios y la ayuda de los activos sociales que de manera abierta apoyan las ideas del recluso y del gobierno que lo respalda, sin temores a expresar abiertamente su simpatía y colaboración. Es la nota a destacar más que las rechiflas y carteles.

Por estos días, pero a la distancia de nueve años, tuvo lugar la muestra de las fotos hechas por Omar Rodríguez Saludes, entonces encarcelado en Cuba por la causa de los 75. Una pequeña muestra de entre más de 4000 fotos tomadas por el foto reportero independiente encontró un pequeño espacio en el hall principal del rotativo Miami Herald. Pocos artículos dieron cuenta del evento que apenas contó con divulgación en los medios miamenses. Ni para criticarlo ni para aplaudirlo. Un ejemplo contrastante de lo que ocurre cuando el protagonismo involucra factores relacionados con el régimen cubano. Entonces la propaganda se dispara en medio de una polémica en la que a la larga los de la Isla sacan mejor partido usando a su favor esa lógica incomprensible que nos caracteriza, para bien o para mal.

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>