Publicado: Mie, 17 Sep, 2014

Sombras en el sistema de salud cubano

Hospital Miguel Enrique Camagüey. Una negligencia médica cobró la vida de un niño de un año el 29 de agosto pasado. El hecho ocurrió en el Hospital Pediátrico “Eduardo Agramonte Peña”, según nos relata la madre del pequeño, Daléimi Vásquez del Toro, vecina de calle B número 42, entre Bagó y Primera, reparto Buenos Aires, Camagüey.

Asistió a la consulta del cuerpo de guardia el día 27 de agosto. Su hijo Javier presentaba un cuadro febril resultante de un grave catarro que había contraído, motivo y por el cual fue hospitalizado en la sala “Mariana Grajales”.

48 horas después el pequeño falleció luego de aplicársele un tratamiento a base de un medicamento llamado Bankomisina. Se le indicó cada 8 horas por vía intramuscular. Sin embargo, el personal de enfermería manipuló negligentemente el medicamento, inyectándole una sobredosis.

Se desconoce la identidad de la enfermera que aplicó el medicamento y que a raíz del lamentable suceso fue liberada de sus funciones. Por su parte, las autoridades policiales no se han interesado por investigar las causas de la muerte de este niño. Su madre y familia exigen se haga justicias para que cese la impunidad ante la negligencia médica en este hospital.

Una paciente es dejada a su suerte en un hospital camagüeyano

Camagüey. Tras sufrir un derrame cerebral, la ciudadana Felipa Hernández Tavío, de 63 años de edad, aunque ingresada en el Hospital Provincial “Manuel Ascunce Domenech”, en Camagüey, quedó abandonada de auxilio en su agonía de muerte por los servicios médicos del centro de salud.

Según refiere su hija, Martha Campos Tavío, a pesar de que muy recientemente su madre ingresó en la sala de terapia intensiva, cama 8, no la ha atendido ningún especialista. Sólo los estudiantes se acercan para observar la muerte neurológica que padece. Recientemente, un médico calificó a la paciente de “vegetal totalmente incompatible con la medicina”. Martha Campos supone que esta categorización sea la causa de la negación al derecho a la vida del cual es víctima su madre.

Asimismo, Martha refiere que: “No existe avituallamiento médico en el hospital, por lo que los familiares deben suministrarlos, así como ventiladores y hasta los alimentos, pues la comida es pésima en su elaboración y oferta”. En su criterio personal, ella afirma: “El sistema de salud cubano profana la razón y la ética médica. Se viola el principal derecho de un ser humano, el de la vida”.

Latest posts by Jorge Liriano Linares (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>