Publicado: Mar, 23 Sep, 2014

Renovados espacios para el culto católico en Cuba

Iglesia Católica en Caibarién La Habana. Provenientes del escenario en que el Papa Benedicto XVI ofició la misa multitudinaria en 1998, el gobierno cubano cedió vigas de acero con un valor de 20 mil dólares para la fabricación de una nueva iglesia católica en el barrio San Pedrito, Santiago de Cuba.

El antiguo santuario era de madera y fue arrasado por el huracán Sandy el 25 de octubre del 2012. Aun queda pendiente recaudar 250 mil dólares para concluir el templo. Además, otras siete iglesias devastadas por el mismo meteoro esperan su turno constructivo. Así, las barriadas Sueño y Abel Santamaría contarán con nuevos templos, aunque en fecha no precisa.

Y en la provincia de Granma las autoridades devolvieron dos santuarios expropiados y entregaron un terreno para otro.

La iglesia La Asunción será erigida en El Cobre, asiento del Santuario Nacional de la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba.

Además, familiares de alzados o colaboradores desterrados y demás pobladores de Ciudad Sandino, al extremo occidental de la nación, también tendrán iglesia.

Gestos de avenencia entre la Iglesia y el Estado ocurrieron antes. La visita del Papa Juan Pablo II –a la cual siguió la de Benedicto XVI- oxigenó al gobierno, el que autorizó la edificación en las afueras de La Habana de un magnífico Seminario para la formación de sacerdotes. El templo fue inaugurado el 3 de noviembre de 2010 por el Cardenal Ortega, con la presencia del presidente Raúl Castro. El nuevo seminario sustituyó al de San Carlos y San Ambrosio, el que radicaba en un antiquísimo edificio en La Habana Vieja. Fue fundado por el Obispo Santiago José Hecheverría el 3 de octubre 1774, fecha acordada como Día del Seminarista. En el presente se denomina Centro Cultural Padre Félix Varela.

En esa misma corriente de devolución de propiedades, restauraciones y nuevas construcciones, en Habana del Este, reparada por la Iglesia y reinaugurada por el Cardenal Jaime Ortega, hace ocho años fue devuelta la moderna iglesia de Tarará. En la década de los 60 fue ocupada y transformada en almacén, y después en la profana discoteca La Sirenita.

Sin embargo, las mismas autoridades no autorizan la construcción de dos templos en las cercanas barriadas de Alamar y Guiteras, y los fieles de esos vecindarios deben reunirse en viviendas particulares. En cambio, una amplia y modernísima iglesia en Brisas del Mar, también en Habana del Este, nunca funcionó como templo. Fue despojada y transformada en almacén, y la casa sacerdotal continúa ocupada por una familia.

Una situación muy semejante se confrontó con el templo de Santa María del Mar. Primero devino en almacén, y después concluyó ocupado por inmigrantes de provincias. Pero con auxilio policial Ramona Muñiz, feligrés católica, logró desocuparlos y salvaguardar el patrimonio eclesial víctima de saqueos.

Recientemente, el clero acaba de ganarse la rifa del elefante. Su preocupación es cómo mantener el ciclópeo edificio del antiguo colegio jesuita en provincia Cienfuegos. Nacionalizado en 1961, con tres plantas, sótano y patio central que ocupa toda una manzana, fue reclamado desde 1990 y devuelto en noviembre de 2013. El sacerdote Ignacio Cruz reveló que los bajos del edificio estuvieron ocupados por oficinas y almacenes estatales, y que ocurrieron robos de vigas, ventanas y losas del edificio. Declaró que se extrajo gran cantidad de basura acumulada y que habrá que gestionar millones de dólares para restituir su antiguo esplendor, aunque ya no será un colegio privado. La Ley de Nacionalización de la Enseñanza no lo permite. (*)

La Universidad Santo Tomás de Villanueva, única universidad católica privada en Cuba que terminó expropiada, es reclamada por la Iglesia. ¿La obtendrá? ¿Para darle cuál utilidad?

Todos estos gestos gubernamentales son evidentes premios a la Iglesia Católica por emplearse como mediadora y garante de la excarcelación (y destierro mayoritario) de unos tres mil presos políticos, entre ellos 53 del Grupo de los 75 encarcelados en 2003.
Orlando Márquez, director de Palabra Nueva, de la Arquidiócesis de La Habana, comentó:

-Hay un campo ciertamente limitado, restringido, bastante poco comentado, que a pequeña escala constituye un buen ejemplo de lo que se puede lograr a través de la colaboración: el de la asistencia social. Existen varios hogares de ancianos [asilos] administrados por propietarios no gubernamentales, es decir, comunidades religiosas, tanto masculinas como femeninas, que atienden a varios cientos de personas mayores, con familia o sin ella […] ¿Por qué no posibilitar que la iglesia aumente su colaboración en este campo, máxime cuando la demanda crecerá en los próximos años? (**).

Los asilos de ancianos de instituciones religiosas y fraternales fueron nacionalizados en 196l. Sólo el denominado Santovenia, en La Habana, permaneció bajo control de la iglesia, constituyendo un excelente ejemplo de atención a ancianos.
Hace tiempo, el Obispo Carlos Manuel de Céspedes comentó en una entrevista:

-No cerraban los asilos, los tomaban […] Hasta la mitad del sesenta no había pasado ninguna cosa grave. El 28 de enero de 1960 hubo un acto que no se ha repetido en la Plaza de la Revolución, se llamó Cena Martiana. La Plaza estaba llena de mesas y fueron personas de todas las clases, pero en la mesa de la presidencia, al lado de Fidel Castro estaba monseñor Evelio Díaz, Arzobispo de La Habana. En Roma publicaron una foto de ellos, conversando muy animadamente, y al pie decía: Vale más que una pastoral (…) En el verano del sesenta habían salido o sacado a muchos católicos de los cargos importantes del Estado y crecían los marxistas en el gobierno. Los obispos hicieron una Carta Pastoral advirtiendo que había muchas cosas que no les gustaban. Esto no gustó al Gobierno. Ahí comenzó el roce […] Expulsaron a monseñor Boza Masvidal, Obispo Auxiliar de La Habana, junto con muchos otros sacerdotes. Algunos eran jóvenes, con vida muy activa, otros no. Por ejemplo, el padre Rivas era un viejito que tenía cortadas las piernas. Lo bajaron de su cuarto en la Iglesia de Reina y se lo llevaron así [desterrado] en el barco”. (***)
cosanoalen@yahoo.com

———————————————————-
(*) Cuba devuelve propiedades religiosas, En: Palabra Nueva, No. 240, junio 2014, p.17-18.
(**) Márquez, Orlando. Palabra Nueva, No.180, p. 6-7, La Habana, diciembre de 2008.
(***) La Cruz y la Patria, entrevista, En: Palabra Nueva, No.235, enero-2014, p.15, 16, 17 y 18.

Latest posts by Reinaldo Cosano Alén (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>