Publicado: Mar, 7 Oct, 2014

Aumenta religiosidad entre los cubanos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA La Habana. A las 8:00 A.M del 24 de septiembre de 2014 acudieron alrededor de mil personas a la iglesia de la Virgen de las Mercedes, en calle Cuba número 806, municipio Habana Vieja. Llegaban a participar en la misa y dejar ofrecimientos religiosos en el santuario.

Conocida como Virgen de las Mercedes en la iglesia católica, la santa fue sincretizada como Obatalá en la religión yoruba, de gran arraigo en Cuba. Es el más viejo de los orichas (divinidades del panteón yoruba). Dueño de la pureza, su color blanco así lo refleja por mandato de Olofin (una de las manifestaciones del Dios supremo), quién domina las cabezas de los seres humanos.

Casi en su totalidad, los asistentes al Santuario vestían ropa de color blanco, al igual que las flores que llevaban en las manos. Las mujeres y niños arribaban con las cabezas cubiertas con pañuelos y cintas claras. El silencio y el orden prevalecían entre los presentes.

Luciano Álvarez, devoto de la santa, nos declara:” Vengo caminando encorvado y sin zapatos desde El Sevillano (barriada del municipio habanero de 10 de Octubre), sonando el argón (instrumento con el que se llama al santo) de Obatalá. Cumplo una promesa a este santo. Gracias a él no purgué veinte años de cárcel. Por cuatro años más tengo que continuar viniendo de esta manera…”.

A la Virgen de las Mercedes, u Obatalá, se le atribuye ejercer la justicia en la tierra y administrar la salud de los seres humanos. También es el juez de la religión, donde una de sus cualidades es la imparcialidad.

Gerardo Zayas, asistente a la iglesia, protesta: “Desconozco a ese Obatalá. La imagen en esta iglesia es la de la Virgen de las Mercedes, que Dios purificó. Perdóneme, pero es un sacrilegio que a los santeros se les permitan entrar a este templo con sus creencias. La iglesia debería prohibirles el ingreso al santuario. Los brujos no son aceptados por nosotros, los católicos”.

El patakín (fábula) de ambas figuras religiosas las coloca como creadoras de la especie humana. La representación de ambas es la ancianidad, marcada por las canas. Se le conoce como hombre y mujer, padre de todos los orichas del Panteón Yoruba.
El catolicismo también desdobla a las Mercedes en Jesús Clavado en la Cruz y San Manuel.

Magdalena Cruz, practicante de la religión yoruba, nos confía. “Hace quince años que tengo hecho Obatalá o las Mercedes. No importa el nombre que le quieran dar, para mí es Dios pues me salvó de morir por enfermedad”.

El cristianismo pretende ser un fenómeno religioso ordinario en ruptura y superación del paganismo. Sin embargo, en el Cristo que muere y resucita quizás subsistan resonancias de simbologías ancestrales.

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>