Publicado: Mar, 21 Oct, 2014

Más sobre el Premio Nacional de Literatura Independiente Gastón Baquero.

Encuento cultural La Habana. El monopolio para premiar a los escritores cubanos, ejercido a partir de razones extraliterarias como la incondicionalidad manifiesta al régimen, el sometimiento a sus supuestos ideales, la docilidad temática, entre otros actos impositivos, será puesto al desnudo según nota de prensa de Diario de Cuba.

La creación del Premio Nacional de Literatura Independiente Gastón Baquero, concebido entre Neo Club Ediciones y el Club de Escritores Independientes de Cuba, viene a cerrar ese aberrante capítulo donde por el simple hecho de la orientación sexual o la preferencia ideológica, los escritores eran sancionados.

De acuerdo con la nota, el Premio se crea “con el objetivo de promover la literatura independiente en Cuba y reconocer la trayectoria de escritores marginados por el aparato cultural del régimen cubano”, lo que sacaría a la luz pública a un grupo de escritores con una obra sólida lastrada por la censura.

Con una frecuencia anual, a iniciarse en Enero del 2015, y teniendo como premisa básica para su otorgamiento la calidad de la obra, además de tener como mínimo dos libros publicados, amén de ser independiente de las instituciones oficialistas, y mostrar el desempeño del candidato en los últimos años, el Premio servirá como contracorriente al manipulado galardón en Cuba.

Como es conocido por autores y partes en la parafernalia de las premiaciones literarias oficialistas otorgadas en el país, más allá de la calidad de muchos de los galardonados, debe prevalecer como denominador común la obediencia al régimen, servir de vocero a la revolución, y jugar un diseñado papel político.

Casos como el de los poetas Pablo Armando Fernández y César López, el del dramaturgo y poeta Antón Arrufat, entre otros marginados durante décadas del mundo editorial y literario de Cuba, y a quienes se les otorgó como desagravio a cambio de la sumisión política, bastan para ilustrar el nivel de chantaje ideológico en la entrega del Premio Nacional de Literatura Oficialista.

Por eso, para decenas de escritores que se mantienen en el ostracismo por no claudicar ante las exigencias políticas del régimen, más aquellos que se iniciaron desde el oposicionismo y tienen obras publicadas en el extranjero, gracias a concursos internacionales o gestiones de amigos, será importante este nuevo galardón que se otorgará a la literatura no venal a partir del 2015.

El reconocimiento público a nivel internacional, así como la real posibilidad de publicación a partir de la calidad de lo escrito, serán punta de lanza cultural contra el control de la revolución sobre sus creadores en más de medio siglo de censuras, descalificaciones y otros actos punibles de similar estilo.

La posibilidad de promover la otra cara de la realidad que ocultan bajo siete candados los comisarios de la cultura nacional, si bien se ha ido publicando en partes fuera de las isla con riesgo y sacrificio, gracias al Gastón Baquero, servirá de apoyo a quienes escriben desde el mismo cuerpo del delito: Cuba.

vicmadomingues55@gmail.com

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>