Publicado: Mar, 11 Nov, 2014

ʺFlores, negocio sobreviviente a las purgasʺ

Primavera La Habana. En Cuba existen un porcentaje de los pequeños agricultores privados que se han dedicado al cultivo de las flores. Esta tradición data desde la época de la colonia hasta nuestros días. Se sabe de familias enteras que han pasado sus cultivos de padres a hijos y a otros descendientes. Aunque el trabajo del campo o sea de las flores es de mucha dedicación, entrega, delicadeza, los beneficios financieros son muy sustanciosos.

En este negocio, primero hay que contar con el apoyo financiero inicial, ya sea por la parte de las tierras que el “papá estado” otorgo a partir del 2009 a los agricultores o bien ya sean por la fincas de los particulares. Es menester en este negocio poseer la calidad de la tierra adecuada para el cultivo de las flores. La segunda etapa radica en todas las labores de preparación de las mismas, estas incluyen el arado con bueyes, la posterior fertilización de los suelos con heces animales, el anegado, la siembra de las semillas y traslado de posturas. Una tercera fase es la atención cultural a los cultivos como lo es él guataqueo, la cosecha, el pago de mano de obra y el traslado a puntos de venta. Todo este proceso descrito acarrea un monto de gastos del orden de los cincuenta mil pesos CUP (2 mil dólares) en cerca de dos caballerías de tierra a un costo de producción de tres meses. El resultado en ganancias suele ser de un porciento más alto de lo invertido

Dentro de la capital y en su periferia existen granjas para los cultivos de flores, como lo son en El Husillo, en Marianao. Además se encuentra La Ceiba, en el Matorral en San Antonio de los Baños. Otro lugar de grandes proveedores radica en Santiago de Las Vegas. También en el municipio de Guanabacoa, en “Las Tres Rosas” de Santa María del Rosario, en el Cotorro, y en otros lugares periféricos de La Habana.
Las temporadas de lluvias que abarcan desde mayo a noviembre, favorecen mucho a la gran mayoría de las plantaciones de flores. Por esta razón se pueden llegar a producir en una plantación de veinte mil plantas, hasta cuatrocientas mil flores cada tres meses.

La mayor demanda la tienen las rosas rojas, blancas y amarillas, le siguen en la competencia las mariposas, girasoles y los gladiolos. En menor abundancia existe un consumo de los príncipes, príncipes negros, azucenas, margaritas, jazmín, violetas, claveles, narcisos y demás.

También existe un negocio del gobierno castrista, una empresa llamada Cariflor. Esta es un Empresa Productora y Comercializadora de Flores y Plantas Ornamentales. Está diseñada para la alta jerarquía del establisment, así como para algunos ” particulares” y el alto costo del servicio a las Embajadas extranjeras radicadas en Cuba. Cariflor está hospedada en lugares de refinamiento como lo son el Centro de Negocios Palco, Miramar Trade Center (MTC), La Maison, El Aeropuerto y la Comercializadora Caribbean Plants. Cariflor con sus bellas ofertas de ramos y flores de altos precios, es inaccesible para el bolsillo del triste cubano.

En los puntos de ventas, donde se comercializan las flores, las ofertan tanto de la forma individual o por encargos florales, obteniendo buenas ganancias al venderlas así, recibiendo lo mismo CUP o CUC. Estos floristas no paran sus ventas, ni de día, de noche o de madrugada.

A fin de cuentas la producción y la demanda de las flores es constante, pues se emplean en celebraciones litúrgicas y religiosas, en procesiones católicas, en bodas, en bautizos, en cumpleaños, bodas, quinces, aniversarios, asambleas, en festividades patrióticas, en marchas militares y civiles, en velorios, sudarios y además con precios módicos para los clientes.

Entonces se puede decir que el negocio de las flores en bien visto e incluso es un generador de ganancias constantes proveniente de algo tan bello y elevado, cómo lo son las flores.

Latest posts by Polina Martinez Shvietsova (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>