Publicado: Mar, 4 Nov, 2014

El Mundo en su xxv aniversario (Fragmentos)

La Habana en los 50 Escrito en marzo de 1926.

Enrique H. Moreno.

Hace 25 años, tal día como hoy, la bella ciudad de San Cristóbal de La Habana, al desperezarse en su lecho de ciudad populosa, advirtió que a sus múltiples ruidos matinales, conocidos de antiguo, se unía uno nuevo, estridente, alegre y bullanguero. Eran las voces de un medio centenar de muchachos que anunciaban la aparición de EL MUNDO, y ofrecían a los madrugadores el primer ejemplar del periódico que habría de ser desde entonces el vocero del pueblo cubano, su gran órgano nacionalista, su gran consejero, su gran eco y su gran cariño.

Más viejo que la República, es, pues, EL MUNDO, fundado para preparar su advenimiento y favorecer luego su desarrollo, surgió en realidad, aun concordante con ella, antes de la consagración de la obra ingente y maravillosa de las luchas por la libertad.

(…) Fue la aparición de EL MUNDO una obra de videncia, de oportunidad. Había periódicos, pero existía la necesidad de uno distinto, con nuevos moldes, con nuevas iniciativas y nuevos arrestos. Nadie lo dijo y sin embargo se advirtió que había la necesidad creada de un periódico así al amanecer de cada día.

(…)Con muchas y nuevas noticias, con grandes informaciones, salieron losa subsiguientes números de EL MUNDO, y pronto se le consideró periódico sensacional, porque cada mañana suministraba a la curiosidad de sus lectores algo nuevo, algo distinto y algo interesante.

(…)Fue sin disputa desde el primer momento EL MUNDO el primer periódico popular en la más amplia acepción de este vocablo. No tenía guía partidista que seguir, ni mala voluntad contra nadie. Era optimista por constitución y así sonrió a todas las bellas iniciativas y a todos los buenos propósitos y con la vista fija en el futuro brillante de un lisonjero éxito, laboró seguidamente hasta afianzarse definitivamente, terminantemente en la opinión pública, quedando desde entonces acoplado al sentimiento nacional en todas sus luchas.

EL MUNDO desde su primer número tuvo varias características que le dieron el triunfo definitivo; Muchas noticias, mucha novedad, máxima brevedad y grande imparcialidad.

Fue por eso, porque lo decía todo, porque lo exponía, que el pueblo lo buscó pronto como indispensable y si de cierto gran diario español de la noche se decía que “era el gorro de dormir de toda España”, para sintetizar en una frase el cúmulo de sus lectores, de EL MUNDO, se puede decir pronto que fue “desayuno de La Habana”, porque nadie podía irse a su labor cotidiana, fuera cual fuere la clase social a la que perteneciere, sin llevar EL MUNDO , sin leerlo, mientras se dirigía al lugar en que desenvolvía sus actividades

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>