Publicado: Mar, 4 Nov, 2014

Lo que fue Diez de Octubre

Calzada de 10 de octubre (2) La Habana. Cuando camino por la calzada habanera de Diez de Octubre, siempre me detengo a mirar la belleza y lo variado de su estilo arquitectónico, hoy en el ocaso. Fue uno de los sitios más importantes dentro del comercio en la ciudad, sin embargo a poco más de 50 años se bandea en medio de la destrucción y la suciedad.

Según el libro “500 años de Arquitectura Cubana”, la calzada se fundó en el siglo XVII. En sus inicios se llamó Calzada de Jesús del Monte. Se conducía al caserío de Jesús del Monte construido a mediados de este siglo. Hacia el norte se comunicaba con La Habana, ciudad comercial y hacia el sur con los comarcas de Bejucal y Santiago de las Vegas.

Se construyó como parte de las obras públicas llevadas a cabo en la época. Desde sus inicios tuvo gran importancia para el traslado de mercancías desde extramuros hacía la ciudad y desde la ciudad a las afueras.

En unos terrenos donados por el presbítero Cristóbal Bonifax de Rivera, se erigió en este siglo la iglesia parroquial Jesús del Monte, al lado del ingenio de Don Fancisco de Lara Bohorques, quien ayudó a la construcción del templo.la primera iglesia extramuros.

Fue aquí que se perpetuo un hecho en la historia de Cuba: La sublevación de los vegueros. Recogido como uno de los primeros intentos de lucha por la libertad y los derechos de los trabajadores en la Isla.

Actualmente en la parroquia Jesús del Monte se encuentran los restos de ellos. Este sitio de gran valor histórico yace lleno de desechos, sucio y en el olvido.

Dada la importancia que tenía la calzada de Jesús del Monte para el comercio dentro de la Habana, el gobierno mejoró sus condiciones. Durante el siglo XVIII y XIX se fue urbanizando el lugar, se edificaron casas majestuosas al estilo neoclásico, de puntal alto, con portales, columnas adornadas y grandes ventanales.

Doctores, abogados, comerciantes y personas de todas clases se establecieron en la floreciente avenida. Se convirtió en el lugar preferido de la burguesía habanera, por su excelente clima, las comodidades del trasporte y de sus grandes casas. En el siglo XX y los años 20 se comenzó a edificar el barrio de Santos Suárez. Lugar que alcanzó todo su esplendor en esta época. Se construyeron sociedades, clubes, tiendas, centros comerciales y culturales, el Club San Carlos y entre ellos la Sociedad de Color “El Águila”, casi en destrucción.

Marta González, vive hace más de 50 años en 10 de Octubre, “Aquí no había que salir a La Habana para comprar ningún producto. Había tiendas, ferreterías en cada esquina. Si querías ver alguna película podías escoger los cines que eran bastantes, lugares a donde salir en las noches, parques con bancos sanos donde sentarse; en fin era maravilloso vivir aquí”

Solo en la avenida 10 de Octubre se contaban más de cinco cines en un tramo de 20 cuadras. Existían en el municipio alrededor de quince salas de cine entre ellos, el Mara, el Apolo, Florida, Atlas, Santos Suárez, éste convertido en un agro-mercado. La mayoría de estos no funcionan, están en completa ruina. El llamado proceso de la “masificación de la cultura” llevado a cabo a principio del siglo XXI por el gobierno revolucionario no logró redimir la catástrofe.

Ahora la realidad es otra, es el municipio más poblado de la Ciudad de La Habana con 207403 habitantes aproximadamente, según censo del 2012 (ONEI). Los problemas de vivienda son caóticos.

Los últimos años han significado el aumento del deterioro. Las fachadas sin pintar las columnas de los portales muestran grietas y avisan derrumbe. Ya no queda nada de lo que un día fueron mansiones en la avenida principal, subsisten divididas en cuartos donde viven cientos de familias.

De La esquina de Toyo, una de las más famosas en La Habana por su desarrollo comercial solo queda el nombre, su bodegón famoso porque sus productos eran de buena calidad, ahora exhibe la pobreza. Pocos conocen que en la esquina de Luyanó y Calzada de 10 de Octubre, existía una de las cafeterías más concurridas de la ciudad, con todo tipo de ofertas. Hoy llena de agua albañal.

Otro punto a su favor lo tiene la basura. No existe una esquina donde los latones no estén desbordados y las jabas de nailon con desperdicios, los escombros y todo tipo de desechos sean el ornamento principal de las cuadras. La recogida de basura tarda hasta más de15 días.

Cada vez que los medios de comunicación tratan el tema se carga a los ciudadanos con la parte gorda de la responsabilidad, sin embargo hay una total falta de gestión por parte de las autoridades de resolver un problema que afecta la salud.

Siglos de construcción y desarrollo se han perdido en unos años. No sólo Jesús del Monte ha sido víctima del abandono y la decadencia, también la Calzada del Cerro, la de Monte y sus barrios corren la misma suerte.

irianalopez5@gmail.com

 

 

Latest posts by Helem López (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>