Publicado: Vie, 14 Nov, 2014

¡Qué vuelva el ferry!

Bahia de Cabañas Los viajes con transbordadores entre ambas orillas del estrecho serían de gran beneficio.

Artemisa. Interrumpidos después de 1959, el restablecimiento de los viajes entre la Florida y Cuba mediante ferris o transbordadores resulta posible de acuerdo a la política de acercamiento pueblo a pueblo del gobierno del presidente Obama y el interés de muchos empresarios del norte por invertir en la isla.

Esta línea marítima permitiría transportarse a muchos de ambas orillas, sobre todo los que no pueden hacerlo en aviones debido a enfermedades que se lo impiden, así como a los que simplemente tienen temor  al transporte aéreo.

Esta modalidad de viajes por las aguas del Estrecho de la Florida resultaría asequible al bolsillo de más personas y abarataría el costo de traslado de bienes y mercancías que resultan caros y engorrosos en las líneas aéreas, como son los animales domésticos y otros bienes admitidos por las aduanas de ambas orillas.

La bahía de Mariel podría ser un punto de enlace, aunque en la actualidad es utilizada por su puerto tradicional y recientemente por la terminal de contenedores. No obstante, a unas pocas millas al oeste se encuentra la bahía de Cabañas, que es una de las más seguras del país por ser del tipo de bolsa y estar rodeada por elevaciones que protegen de los vientos a las embarcaciones en su interior.

Así la bahía tendría al fin un uso productivo, y los pobladores de sus inmediaciones encontrarían oportunidades de empleo en caso de establecerse en ella una terminal de transbordadores, y hasta una marina para yates de particulares, empleos que hoy escasean  y determinan los altos niveles de pobreza que hay en la zona.

Como antecedentes de esta idea, durante la primera mitad del siglo pasado se construyeron 40 casas en terrenos situados frente a la entrada de la bahía. Tenían como fin hospedar a los que arribaban en yates y  a otros visitantes deseosos de disfrutar de la pesca o  hacer excusiones en los cayos interiores del estuario.

Durante el actual gobierno, las 40 casas y los nuevos edificios construidos en esa área se destinaron a personas que prestan servicio en la base occidental de la Marina de Guerra Revolucionaria (MGR) y  a sus familias, y al reparto se le rebautizo oficialmente con el nombre de “Silvio Caro”, aunque popularmente se le sigue conociendo como “las 40 casas”.

Aunque públicamente no se ha informado sobre ello, hay rumores crecientes de que por intereses de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel la base está siendo trasladada, y que por ello el reparto dejará de ser zona restringida, con lo que se abre la posibilidad de desarrollo de las ideas presentadas en este trabajo, que expresan el interés de muchos locales consultados al respecto.

Esta sería una inversión dentro de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM) que tendría impacto benéfico real, directo e inmediato sobre mucha gente de a pie, incluidos compatriotas que residen en Miami, a la que muchos consideran, jocosamente y por la cantidad y poder de nacionales en ella, como la decimoquinta provincia cubana.

corrientemartiana2004@gmail.com        @cubamartiana

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>