Publicado: Mar, 2 Dic, 2014

Estado fallido y Estado Asesino

ar_ma La Habana. La desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, México, el 26 de septiembre, ha estremecido a esa nación. El propio Presidente Enrique Peña Nieto calificó el hecho de “acto de barbarie”.

Esa barbarie ha hecho salir a las calles a decenas de miles de personas en México y otras ciudades del mundo para protestar contra la violencia y reclamar justicia. El hecho también motivo que decenas de personas hayan sido arrestadas.

Y hasta este momento, a pesar de que las autoridades mexicanas aseguran que los jóvenes fueron asesinados por delincuentes de la organización Guerreros Unidos, los familiares de las víctimas siguen reclamando que sean devueltos vivos.

A su vez, personalidades internacionales, sobre todo de izquierda, han opinado sobre la situación surgida en la nación azteca como consecuencia de ese crimen masivo. Por ejemplo, El Presidente de Uruguay, José Mujica, dijo que se “tiene la impresión que México es un Estado fallido”.

En verdad, no hay nada que pueda justificar un crimen tan horrendo. Pero la posibilidad de exigir justicia por todos los medios pacíficos existentes, es un derecho que solo puede ser puesto en práctica dentro de la mayor creación social del género humano: la democracia.

En Cuba, donde se sabe que existe un Estado antidemocrático dirigido hace más de medio siglo por los hermanos Castro, el 13 de julio de 1994, 42 personas fueron asesinadas y sus cuerpos desaparecidos en el mar, entre ellas una bebé de solo meses de nacida, en el hundimiento por otras tres embarcaciones estatales de un viejo remolcador, y nadie pudo protestar en la vía pública, ni a ninguno de los victimarios se les exigió responsabilidad penal por quitarle la vida de forma tan cruel a tantos inocentes.

Por el contrario, Fidel Castro aseguró que ese asesinato, en el que existen inequívocos indicios de que fue ordenado desde las altas esferas del poder, había sido un simple accidente.

Tampoco la Fiscalía General de la República, que tenía la obligación de actuar, y que en estos días auspició en La Habana el denominado “XII Encuentro Internacional de Ciencias Penales 2014”, tampoco hizo nada.

Y que se recuerde, tampoco ningún Mujica o alguien parecido calificó a Cuba de Estado asesino.

Lamentablemente parece que a los gobiernos marxistas, quizás sea que se les teme porque no respetan las reglas y la moral de la civilización occidental, no se les señalan y censuran sus crímenes de una manera abierta como debería ser.

Recordemos que José Stalin, por asesinar hasta exterminó a los compañeros más cercanos de su mentor y jefe Vladimir Lenin; no hay muchas dudas de que fue peor que Adolfo Hitler, no obstante en su momento hasta se le tuvo como un importante aliado de occidente.

Entonces, está muy bien reclamar que la justicia tome las riendas en los países democráticos cuando fallan los mecanismos sociales, pero es una cobardía y una canallada quedarse callado o hacerse de la vista gorda cuando los crímenes son cometidos por los Estados totalitarios como el de Cuba.
josefornaris@gmail.com

José Antonio Fornaris

Periodista independiente. Presidente de la Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP)

Latest posts by José Antonio Fornaris (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>