Publicado: Mar, 2 Dic, 2014

La escalera de la discordia

Foto Evaristo Muñiz La Habana. Una escalera instalada en acera, autorizada por la Dirección Municipal de la Vivienda del municipio Regla, el 5 de noviembre de 2014, para ascender al segundo nivel del domicilio ubicado en calle Anillo número 211 apartamento número 1 entre Perdomo y Recreo, municipio habanero de Regla, planta la discordia entre dos familias cubanas.

La vivienda localizada en la dirección anterior desde el año 1990 está clasificada como usufructo gratuito permanente, (los moradores no se les otorgan propiedades, es un bien habitacional estatal). La ocupante del domicilio refirió a esta reportera, que el Consejo de Estado dictaminó la división de la misma por solicitud de su mamá que desde el año 1994 no convive con ella.

Las aceras están reconocidas como espacios públicos peatonales, los restantes son espacios privados o vehiculares, cuando se desconocen o violan los anteriores conceptos urbanísticos, los más perjudicados son los niños y ancianos por estar obligados a caminar por calles carentes de aceras u obstaculizadas.

Madeleine Liferil Castillo, habitante de la casa con la escalera en la puerta
“El Director de Vivienda del municipio y los inspectores están sobornados por mi mamá, eso no se podía hacer, la escalera esa de hierro interrumpe el paso de las personas, alguien quería que yo perdiera los cuartos de arriba, lo que hace el dinero”.

El domicilio en cuestión colinda con una ciudadela con ocho habitaciones y un estrecho pasillo para la salida al exterior, las inspectoras de enfrentamiento de Vivienda Municipal, Yaneth y Annia, hablaron con los vecinos para la colocación de la escalera en el pasillo, todos se negaron amenazando con acudir a Unidad Policial del territorio.

Clarita Armenteros, reside cerca del lugar de la infracción. “Mírame hija tengo ochenta años, soy la que diariamente busco el pan en mi casa, para estirar las piernas, ahora tengo que bajarme de la acera, donde pasan tantos camiones de carga para el muelle”.

La calle Anillo está deteriorada, llena de aguas albañales por existir una fosa a un metro de distancia vertiendo hacia ella, es trayecto obligado para acudir al mercado de víveres de la comunidad, lo anterior no contó en la toma de decisiones del Subdirector de Vivienda Municipal, Rafael que desconoce que los peatones tiene el derecho constitucional y peatonal de desplazarse por las aceras.

Es innegable que existen territorios donde las aceras se implantan vertederos de basura que obstaculizan el paso, utilizadas como parqueo de vehículos, desniveladas, elementos deslizantes peligrosos, estados constructivos deficiente de las mismas.

Alexander Acosta, trabajador del muelle. “Venia por la acera, no vi esa escalera, falto poco para que me golpeara en la frente, este país es el de la siguaraya, se verán horrores”.

La erradicación o minimización de los anteriores fenómenos deberían estar incluidos en las agendas de trabajo de todo aquel que tenga una responsabilidad social y devengue un salario por defender los derechos civiles, sociales de los cubanos, que carecen de medios económicos que conviertan en ciegos a un número significativos de funcionarios estatales.

Esperemos que las escaleras situadas en las aceras no se conviertan en una modalidad del ultramarino pueblo de Regla, y la que está irguiéndose burlona frente al hogar de Liferil sea retirada, se dictamine por los especialista el lugar adecuado sin que ello perjudique a los peatones, ni viole reglamentaciones de Planificación Física.

Las inspectoras de Vivienda estaban en el lugar, se negaron a responder las preguntas a está reportera, los funcionarios de Planificación Física no se han personado en el lugar de los hechos.

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>